Somos llamados a ser como Cristo

15:45:00 0 Comentarios A+ a-

Somos llamados a ser como Cristo

¡Hola! Una vez que estamos en Cristo somos nuevas criaturas, también somos llamado a ser como Cristo. ¡Ojo! cuando digo que somos llamados a ser como Cristo no es a jugar a ser Dios sino más bien a seguir todas sus enseñanzas y a vivir como él cuando estuvo entre los hombres.

Nosotros como cristianos somos llamados a mantener un juicio sano y correcto delante del Padre, y el juicio comienza por la casa de Dios, comienza en nuestras propias vidas. Jesús mismo dijo: Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Resumiendo en pocas palabras que todo aquel que no refleja a Cristo en sus vidas, El señor mismo se encargara de ellos. (Juan 15:2)

A que somos llamados.


Como bien mencione somos llamados a ser como Cristo pero esto va mucho más allá... Porque ser su discípulo no es solo asistir una iglesia a cumplir requerimientos, implica amar al prójimo, cargar su cruz y renunciar a todo lo que tengas que renunciar por él. Así que nuestro llamado a ser como Cristo es algo que no podemos tomar tan a la ligera porque él no lo hizo cuando se entrego por completo en la cruz.

¿Que gano con todo esto? No se trata de ganar o perder más bien se trata de servirle con nuestra vida porque es la mejor forma de agradecimiento que le podemos ofrecer a alguien que tuvo que soportar tanto dolor por amor a nosotros y ofrecer su vida para recibir un castigo que nosotros merecíamos.

Nuestro preciado Señor dejo una valiosa enseñanza cuando dijo: que no hay nadie que haya dejado todo por causa de mí y por causa del evangelio que no reciba cien veces más. Por eso estoy convencido que no hay mayor riqueza que podamos obtener que dejándolo todo a causa de el. (Marcos 10:29,30)

De que servirá ganar al mundo entero pero perder tu alma sabiendo que no tienes opción de poder comprar al cielo con los bienes materiales, Jesús por eso dice: que todo aquel que quiera salvar su vida, la perderá: pero el que pierda su vida a causa de el, hallara vida eterna. (Mateo 16:25)

Quiero compartir con ustedes este pequeño relato bíblico porque trae consigo algo que Jesús siempre estaba enseñándoles a sus discípulos.
El joven vino corriendo a donde estaba Jesús, y arrodillándose delante de Él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Y Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios. Tú sabes los mandamientos: Y él le dijo: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Pero él joven, afligido por estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes. (Marcos 10:23,24,25,26,27,28)
A donde quiero llegar con este relato bíblico, pues, el mismo Jesús lo explica que era más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos. Quizás no tengamos las riquezas que tenia este joven pero puede que exista algo en nuestras vidas a lo que todavía no hemos renunciado

x
Subscribe
emailSuscribete para recibir los articulos a tu correo...