La gracia no es puerta al pecado

23:13:00 0 Comentarios A+ a-

La gracia no es puerta al pecado

¡Hola! Muchos creyentes han confundido la gracia como un permiso para pecar libremente creyendo que no habrá perjuicio, cuando el Apostol Pablo es muy claro en sus cartas dando a conocer lo que era la gracia.

Como mencione Pablo en sus cartas de una manera explicita explico lo que era la gracia en el libro de Romanos capitulo 6. Al comenzar a leer el primer versículo comienza con una pregunta que es respondida por el mismo ¿Pecaras para que la gracia abunden? ¡De ninguna manera! De una forma u otra forma quería dejar claro que la gracia no era ninguna llave para pecar.

Somos bautizados en la muerte de Cristo Jesús, a fin de que como Cristo resucito de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una nueva vida. (Romanos 6:4) No podemos ser muertos para el pecado y seguir viviendo aun en el.
Y así como hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con El, sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, no volverá a morir; ya la muerte no tiene dominio sobre El. Porque en cuanto El murió, murió al pecado de una vez para siempre; pero en cuanto vive, vive para Dios. Así también vosotros, consideraos muertos para el pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús. (Romanos 6:9,10,11)
Más adelante podemos leer como Pablo le da un freno a aquellos que ya sabian que por medio de el sacrificio de Jesús ya no se estaba bajo la ley sino por la gracia, entonces llegaron a creer que estando bajo la gracia le daba algún derecho de pecar. Pablo entonces deja claro que una vez que somos libertados del pecado, nos hacemos siervo de la justicia. (Romanos 6:18)

Ya la tergiversación de la gracia por el libertinaje ocurrió en la biblia, y es cuando Judas menciona y trata de advertirnos en una de sus cartas sobre una clase de hombre que estaban usando la gracia para encubrir sus pecados. No es novedad lo mucho que han tratado de hacer con la gracia, pero es vital que se hable de esto para que se tenga un claro concepto de la gracia y no usarla como una licencia para pecar. (Judas 1:4)

Insisto que es erróneo que podemos pensar que la gracia incubrira nuestros pecados cuantas veces queramos, la gracia vendrá a nosotros después de un arrepentimiento genuino, una vez que nos arrepentimos somos perdonado, limpiados y restaurados.

En el Antiguo Testamento, para poder recibir perdón por los pecados que cometía era necesario sacrificar un animal, sin embargo este sacrificio no podía quitar el pecado de la naturaleza humana. Ahora en el Nuevo Testamento solo necesitamos de un arrepentimiento genuino para ser perdonado y ser libre de todos nuestros pecados. (Hebreos 10:4-7)

x
Subscribe
emailSuscribete para recibir los articulos a tu correo...