La parabola de los talentos

16:47:00 0 Comentarios A+ a-

La parabola de los talentos

¡Hola! Desde hace mucho había leído sobre una parábola que habla sobre el manejo de los talentos, por eso el titulo del artículo es "La parábola de los talentos" De una forma u otra nos muestra que el reino de los cielos tiene una forma especial y desconocida a la hora de entregar dones.

Como sabemos gran parte de las enseñanzas de Jesús fueron parábolas y una de ellas es la parábola de los talentos, para mí resulta bastante interesante escribir sobre ello porque es un principio que solo podemos encontrar en el reino de los cielos en pocas palabras un principio único.
 
En aquel tiempo Jesús se le dirigió a sus discípulos y ilustro que el reino de los cielos era como un hombre que emprende un viaje y reúne a todos sus siervos y a cada uno uno le distribuía sus bienes conforme su capacidad, luego este viajero dentro un tiempo determinado vuelve del viaje y todos sus siervos tienen que rendir cuenta de los bienes. (Mateo 25:14,15,16,17)

Los dos casos son felicitados pero el tercer caso del siervo: no produjo nada con su talento. A Cristo le duele esa actitud, aunque solo hubiera sido un talento, y resulta que no ha hecho nada, tal acto es un pecado de omisión, porque muestra falta de interés y desprecio a quien le ha entregado el talento.

El objetivo de este artículo es que si eres una persona la cual Dios te ha puesto los ojos y te ha entregado uno o más talento es primordial que puedas multiplicar tus talentos y dar frutos con ellos. Ahora si conoces lo que Dios te ha entregado y preferiste hacer lo mismo que este hombre que enterró lo que se la había entregado entonces se te será quitado.
Por tanto, quitadle el talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. (Mateo 25;29)
Esta parábola muestra que el amo encuentra complacencia cuando sus siervos la cual él les distribuye sus bienes son multiplicados.

En el libro de (1 Timoteo 4:14,15) Habla sobre no descuidar el don que hay en ti, que nuestro deber es ocuparnos y permanecer en ello, para que tu aprovechamiento sea manifiesta a todos. Más adelante nos habla que haciendo esto, te salvaras a ti mismo y a los que te oyeren. Esto significa que los dones no son para perder el tiempo sino un arma para para ganar almas.

x
Subscribe
emailSuscribete para recibir los articulos a tu correo...