El ateísmo y su correlación con el suicidio

11:36:00 0 Comentarios A+ a-

El ateísmo y su correlación con el suicidio

He hablado anteriormente sobre el despropósito intrínseco que existe dentro la filosofía atea, ahora, útilicemos las siguientes estadísticas para complementar que el ateísmo más que ser una negación en la creencia de “dioses” también tiene repercusiones que hacen vulnerable al individuo psicológicamente, hasta un punto de llegar a incurrir al suicidio.

Dentro de la cosmovisión cristiana, una de las enseñanzas que podemos encontrar en la Biblia, es que el suicidio es altamente penado por Dios. Pero ahora una persona que se declara atea, y se considera así mismo su propio “dios”. Que esta persona tome la decisión de suicidarse no significa absolutamente nada. Siguiendo lógicamente lo que vociferan muchos ateos militantes sobre que: “El ateísmo te libera de cadenas”. En efecto, entonces absolutamente nada te impide suicidarte.
Si el ateísmo es cierto, está lejos de ser una buena noticia. Una vez sabiendo que estamos solos en el universo , que nadie oye ni responde a nuestras oraciones, que la humanidad es enteramente el producto de sucesos aleatorios, que no tenemos más dignidad intrínseca que los aglomerados no humanos e incluso no animados de la materia, nos enfrentamos a cierta aniquilación en la muerte, que nuestros sufrimientos son en última instancia inútiles, que nuestras vidas y amores no importan en absoluto en un sentido más amplio, que aquellos que cometen males horrendos y eluden el castigo humano salgan con sus crímenes libres - todo esto (y mucho más) es totalmente trágico. {1}
El ateísmo sin duda alguna, como lo he dicho en reiterada veces, carece de propósito, de sentido, una vez que esta se desliga de todo idealismo metafísico. Los ateos honestos y consistentes a su cosmovisión entendían esto. Sabían que diferencia del ateísmo, esta sólo ofrece la vanidad y la desesperación implacable.

El filósofo Friedrich Nietzsche proclamó la muerte de Dios, pero la llamó una "catástrofe imponente" para la humanidad, que ahora se enfrentaba a la monumental tarea de evitar un descenso al nihilismo. El ensayista Albert Camus también reconoció que cuando anhelaba una respuesta satisfactoria a la pregunta del "¿por qué?" se enfrentaba al "silencio irrazonable del mundo".

Así también lo creen los principales activistas ateos, como Sam Harris, que lo dejó muy en claro en su libro “Free will”, Stephen Hawking en su libro “El gran diseño” Y Dawkins en “El espejismo de Dios”. Estos tres argumentan en sus obras la inexistencia del libre albedrío, puesto que las leyes determinan hasta lo más recóndito del universo, y como absolutamente nada puede violar las leyes físicas, ellos dan por sentado que el libre albedrío no existe.

El ateísmo y el suicidio según estudios


Según un estudio reciente publicado en The American Journal of Psychiatry, la afiliación religiosa se asocia con niveles significativamente más bajos de suicidio en comparación con las personas religiosamente no afiliadas, ateos y agnósticos.

Phil Zuckerman, sociólogo del Colegio de Pitzer, compiló una encuesta país por país, encuestas y números de censos relacionados con el ateísmo, el agnosticismo, la incredulidad en Dios y las personas que afirman no ser religiosas o no tienen preferencia religiosa. Estos datos fueron publicados en el capítulo titulado "Atheism: Contemporary Rates and Patterns" en The Cambridge Companion to Atheism , ed. por Michael Martin, Cambridge University Press: Cambridge, Reino Unido (2005)". Al examinar varios indicadores de la salud social, Zuckerman concluye sobre el suicidio:
En cuanto a las tasas de suicidio, este es el único indicador de la salud social en el que las naciones religiosas son mucho mejores que las naciones seculares. Según el informe de la Organización Mundial de la Salud de 2003 sobre las tasas internacionales de suicidios masculinos (que comparan 100 países), de las diez primeras naciones con los índices de suicidios masculinos más altos, todos menos uno (Sri Lanka) son naciones fuertemente irreligiosas con altos niveles de ateísmo. De las diez naciones inferiores con las tasas de suicidio masculinas más bajas, todas son naciones altamente religiosas con niveles estadísticamente insignificantes de ateísmo orgánico. {2}
Otro dato muy curioso que arroja también la organización:

"Es importante tener en cuenta que el ateísmo y el agnosticismo no tienen prohibición inherente contra el suicidio, por lo que las tasas más altas de suicidio entre los agnósticos y los ateos no deben en modo alguno considerarse un fracaso de estos sistemas de creencias. De hecho, la tolerancia compasiva por el suicidio y la eutanasia son consideradas como las marcas de muchas sociedades seculares."
La lista de países con los niveles más altos de ateísmo, agnosticismo y no creencia en Dios se correlaciona fuertemente con los países que tienen las más liberales políticas y prácticas relacionadas con el derecho a morir, el suicidio asistido y la eutanasia para los lactantes, enfermos terminales, pacientes con dolor crónico, discapacitados y deprimidos. Zuckerman en el (2005) también enumeró los países con los niveles más altos de ateísmo y también donde mayormente se da lugar a este tipo de prácticas, y los países vendrían siendo: Suecia, Vietnam, Dinamarca, Noruega, Japón, República Checa, Finlandia, Francia, Corea del Sur, Estonia, Alemania, Rusia, Hungría, Gran Bretaña y Bélgica (mayor nivel de no creencia, siendo Suecia el más alto). {2} 
Los resultados de dicho estudios fueron:
Los sujetos no religiosos tuvieron significativamente más intentos de suicidio durante la vida y más parientes de primer grado que se suicidaron que los sujetos regliosos. Los sujetos no religiosos eran más jóvenes, menos casados, tenían menos hijos y tenían menos contacto con los miembros de la familia. Además, los sujetos sin afiliación religiosa percibieron menos razones para vivir, particularmente menos objeciones morales al suicidio. En cuanto a las características clínicas, los sujetos no religiosos tenían más impulsividad de la vida, agresión y trastorno por abuso de sustancias pasado. No se encontraron diferencias en el nivel de depresión subjetiva y objetiva, desesperanza o eventos estresantes de la vida. CONCLUSIONES: La afiliación religiosa se asocia con menos conducta suicida en pacientes deprimidos. Después de controlar otros factores, se encontró que mayores objeciones morales al suicidio y menor nivel de agresión en sujetos afiliados religiosamente pueden funcionar como factores protectores contra los intentos de suicidio. Estudiar más sobre la influencia de la afiliación religiosa en el comportamiento agresivo y cómo las objeciones morales pueden reducir la probabilidad de actuar sobre pensamientos suicidas puede ofrecer nuevas estrategias terapéuticas en la prevención del suicidio.{2}
En fin, la proposición que vociferan los ateos militantes sobre la inexistencia de “Dios” está muy lejos de ser una buena noticia, si esta fuera cierta. A decir verdad, el ateo militante proclama su misma autodestrucción.

Fuentes bibliográficas:

{1} http://ajp.psychiatryonline.org/doi/abs/10.1176/appi.ajp.161.12.2303
{2} http://theweek.com/article/index/241108/where-are-the-honest-atheists