3 afirmaciones auténticas e históricos que hizo Jesús acerca su deidad

16:09:00 0 Comentarios A+ a-

3 afirmaciones históricas auténticas que hizo Jesús acerca su deidad

He tratado diferentes artículos en mí blog exponiendo tanto la evidencia como el escrutinio histórico sobre la existencia de Cristo que ha sido el resultado del arduo trabajo de traducción e investigación entre algunos materiales en ingles que fueron pilares de los mismos. Ergo, la existencia de Cristo es algo inevitable dado que representó una figura histórica bastante relevante en su tiempo y la historia lo sabe.

Ahora vamos a dejar un lado el lado histórico, y empezaré a tocar más sobre la divinidad de Cristo. Porque de partida puede representar un gran fuerte a la hora de hacer apología a la existencia de Dios.
Índice [mostrar]

    El Seminario de Jesús y sus métodos de exégesis e interpretación, especialmente en lo que respecta a su sistema de codificación de colores, han sido muy criticados en otros lugares por los estudiosos en general. {1}

    Sin embargo, aparte de eso, la mayoría de los eruditos creen que, entre las palabras históricamente auténticas de Jesús, hay afirmaciones que revelan su autocomprensión divina. Incluso aquellos dentro del Seminario radical de Jesús aceptarían estos dichos. En otras palabras, varios dichos auténticos de Jesús revelan que él se veía a sí mismo como el único y divino Hijo de Dios.{2}

    Aquí la enseñanza de Jesús sobre el Reino de Dios sería un buen ejemplo. La mayoría de los eruditos reconocen que esta enseñanza, la de la venida del Reino o reinado de Dios, estuvo en el corazón del ministerio de Jesús.{3}

    1. "Pero de ese día o esa hora nadie lo sabe ..." (Marcos 13:32)


    En Marcos 13.32 encontramos a Jesús enseñando acerca de la fecha de su segunda venida en Marcos 13.32: "Pero de aquel día o esa hora nadie sabe, ni aun los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre" (ver también Mateo). 24:36).

    Este dicho también satisface el criterio de vergüenza y, por lo tanto, es más probable que sea un dicho auténtico del Jesús histórico. La iglesia primitiva y nuestros autores del evangelio, por ejemplo, obviamente vieron a Jesús como divino. Por lo tanto, es poco probable que hayan inventado un dicho que sugiera un conocimiento o ignorancia limitados por parte de Jesús. Aquí descubrimos que Jesús no sabía el momento de su regreso.

    De nuevo, ¿qué nos dice esto sobre el autoconcepto de Jesús? Primero, revela la propia comprensión de Jesús de que él es el único Hijo de Dios. En segundo lugar, también presenta al lector una escala ascendente de importancia, desde los hombres hasta los ángeles, hasta el Hijo y el Padre. En esta escala, Jesús trasciende a cualquier ser humano o angelical. Esto es información histórica bastante poderosa. Ahora, incluso si uno concede la visión problemática de que Jesús solo dijo un 20% de las palabras que se le atribuyen en nuestros Evangelios, podemos estar seguros de que tenemos las palabras genuinas de Jesús con respecto a su autocomprensión radical. En otras palabras, la autocomprensión radical de Jesús de su naturaleza divina no fue atribuida a él en una etapa posterior por la iglesia primitiva, ni es un producto del embellecimiento mitológico.

    2. La parábola de los inquilinos malvados


    Se puede decir que la autocomprensión radical de Jesús se revela mejor en su parábola de los malvados inquilinos de la viña. Esta parábola está atestiguada en los sinópticos (Marcos 12: 1-12, Mateo 21: 33-46, Lucas 20: 9-19). Mateo y Lucas probablemente derivaron la parábola de Marcos. El evangelio de Marcos proporciona una certificación temprana de la parábola. Incluso los estudiosos escépticos, algunos dentro del Seminario de Jesús, aceptan esto como una parábola genuina de Jesús, dado que también está atestiguado en el segundo Evangelio de Tomás de los últimos siglos (dichos 65-66). La parábola está plagada de simbolismo.{4}

    Según la parábola, el dueño de la viña envía algunos sirvientes a los arrendatarios de la viña para recolectar su fruto. El viñedo simboliza a Israel, el dueño es Dios, los inquilinos son los líderes religiosos judíos, y los siervos son profetas enviados por Dios. Los inquilinos golpean y rechazan a los sirvientes del dueño. Finalmente, el dueño dice: "Enviaré a mi único hijo amado. Escucharán a mi hijo ". Pero, en cambio, los inquilinos matan al hijo porque él es el heredero de la viña.

    La parábola es significativamente informativa con respecto a Jesús y su autocomprensión. Evidentemente, Jesús se consideraba a sí mismo como el hijo especial de Dios, distinto de todos los profetas, el último mensajero de Dios y hasta el heredero de Israel.


    3. "Nadie conoce al Hijo sino el Padre" (Mateo 11:27)


    Considere la declaración de Jesús en Mateo 11:27 que "Todo me ha sido entregado por mi Padre; y nadie conoce al Hijo sino el Padre; y nadie conoce al Padre sino el Hijo y cualquiera a quien el Hijo decida revelarlo "(Paralelo = Lucas 10:22). Hay dos razones que hacen que este sea un dicho genuino y auténtico de Jesús.

    En primer lugar, debido a la declaración temprana del dicho, dado que proviene de una fuente antigua compartida por Mateo y Lucas. Esta fuente se conoce como Q o Q hipotética. Se define como hipotética porque ya no existe. Sin embargo, la mayoría de los eruditos del Nuevo Testamento creen que alguna vez lo hizo. Su existencia probablemente se basó en la redacción textual encontrada en Mateo y Lucas, particularmente cuando registran los mismos eventos y palabras de Jesús.

    La otra razón es el criterio de la vergüenza. Esto dice que es muy poco probable que un autor del Evangelio hubiera simplemente incluido un dicho/ evento que era vergonzoso para su movimiento inicial si ese dicho/ evento en realidad no se hubiera producido. En este caso, es poco probable que la iglesia primitiva inventara este dicho, dado que esencialmente dice que el Hijo es incognoscible ("nadie conoce al Hijo sino el Padre"). Sin embargo, para la iglesia después de la resurrección de Jesús, el mensaje es que podemos conocer al Hijo. Este dicho no puede atribuirse a un producto de la teología de la Iglesia posterior.

    Dado que este dicho pasa el criterio de certificación temprana y vergüenza, es razonable creer que Jesús lo dijo. Pero ¿qué nos dice sobre el autoconcepto de Jesús? Jesús se vio a sí mismo como el exclusivo y absoluto Hijo de Dios y la única revelación de Dios para la humanidad.

    Esto es información histórica bastante poderosa. Ahora, incluso si uno concede la visión problemática de que Jesús solo dijo un 20% de las palabras que se le atribuyen en los Evangelios, podemos estar seguros de que tenemos las palabras genuinas de Jesús con respecto a su autocomprensión radical. En otras palabras, la autocomprensión radical de Jesús de su naturaleza divina no fue atribuida a él en una etapa posterior por la iglesia primitiva, ni es un producto del embellecimiento mitológico.

    Referencias bibliográficas: 

    {1}. Para las críticas ver Allison, D. 1998. Jesús de Nazaret: Profeta milenario ; Wilkins, M. y Moreland, J. 1995. Jesús bajo fuego: la beca moderna reinventa el Jesús histórico ; Wright, NT Jesús y la Victoria de Dios ; Witherington, B. The Jesus Quest: La tercera búsqueda del judío de Nazaret.
    {2}. Craig, W. La Evidencia de Jesús. Disponible .
    {3}. Craig, W. Ibid.
    {4}. Brown, R, y col. 1990. El comentario bíblico de New Jerome. pag. 621; Kilgallen, J. 1989. Un breve comentario sobre el Evangelio de Marcos . pag. 226.