Tres grandes dificultades para el determinismo filosófico

16:28:00 0 Comentarios A+ a-

Tres grandes dificultades para el determinismo filosófico

Según el Concise Oxford Dictionary, el determinismo es la "doctrina de que la acción humana no es libre sino que está determinada por motivos considerados como fuerzas externas que actúan sobre la voluntad" {1}. O, como explica el filósofo Carl Hoefer, el determinismo es "la idea de que todo evento es necesario por eventos y condiciones antecedentes junto con las leyes de la naturaleza" {2}. El determinismo es una visión que sostienen algunos científicos y psicólogos y una que, de ser cierta, tendría implicaciones significativas sobre cómo los seres humanos debemos entender la vida y el universo. Como veremos, una implicación segura del determinismo es la negación del libre albedrío.

La dificultad de la responsabilidad moral


Ser responsable de las propias decisiones (responsabilidad moral) depende de si uno era realmente libre de realizar una determinada acción o elegir un camino específico. Esto sugiere que, aunque un individuo decidió realizar una acción, podría haber decidido realizar otra porque no estaba obligada a realizarla. Por el contrario, ella eligió libremente realizar la acción que ella realizó. Si esto es cierto porque los seres humanos realmente poseen libre albedrío, entonces se puede argumentar que las nociones de elogio moral, culpa, recompensa y castigo realmente significan algo.

El libre albedrío es una condición necesaria para la responsabilidad moral. El determinismo, sin embargo, niega la responsabilidad moral porque rechaza que un individuo realmente controle sus decisiones, y que la forma en que se comporta y las decisiones que toma están totalmente determinadas por otros factores, como la genética, los procesos bioquímicos y los componentes del entorno.

Para usar un ejemplo, imagine si dos amigos, John y Tom, escalan montañas y una súbita ráfaga de viento lleva a John a Tom, lo que provoca que Tom caiga muerto. Sería poco razonable responsabilizar moralmente a John por la muerte de Tom porque el fallecimiento de Tom fue el resultado de factores externos más allá del control de John que dieron como resultado que John derribara a Tom de la roca. Creo que esta analogía se aplica a nuestras decisiones sobre el determinismo. Si las decisiones de una persona han sido determinadas por factores distintos a ella, entonces no puede ser considerada moralmente responsable de ellas. Esta no es una conclusión de que me haya limitado a dibujar a mí mismo, sino más bien una implicación admitida por los deterministas duros mismos. Un defensor principal de este punto de vista es el neurocientífico Sam Harris.

La dificultad de la experiencia


Una segunda dificultad proviene de la experiencia humana diaria. Como seres humanos, realmente pensamos que estamos tomando decisiones que no solo son gratuitas, sino que también tienen un significado moral. El determinismo niega estos aspectos a nuestra experiencia humana. De hecho, es difícil imaginar que realmente podamos vivir como si todos nuestros pensamientos y acciones estuvieran determinados por causas externas a nosotros mismos. Más bien, el determinista vive con lo que podríamos llamar las "ilusiones" del libre albedrío, el significado y la moralidad. El significado, se puede argumentar, está directamente relacionado con el libre albedrío, y el libre albedrío está directamente relacionado con la moralidad. Es difícil imaginar que la vida tenga un significado objetivo o un significado moral objetivo si no somos realmente libres de tomar decisiones.

No obstante, la experiencia cotidiana del determinista parecería afirmar abrumadoramente que estas "ilusiones" en realidad existen. Sin embargo, si va a ser coherente con su filosofía, entonces debe recurrir a negarlos. Por lo tanto, esto plantea un grave problema de coherencia para los deterministas. ¿Por qué? Porque es imposible vivir como si la vida no tuviera sentido. Incluso aquellos que afirman que la vida no tiene sentido todavía hacen una cantidad de lo que perciben como decisiones significativas. Todavía toman decisiones que sienten que están haciendo libremente, así como decisiones que están motivadas por motivos morales. Toma a Sam Harris como un ejemplo. Escribe libros, se involucra en debates políticos, científicos y religiosos, tiene una carrera como científico y afirma odiar la intolerancia y el fanatismo (especialmente aquellos como resultado de doctrinas religiosas y teológicas).

La dificultad de la afirmación racional


La tercera dificultad, y quizás la más significativa, es que, aunque el determinismo bien podría ser cierto, parecería difícil para el determinista proporcionar una afirmación racional de que este es el caso.

¿Por qué? Porque incluso la "elección" del determinista (una ilusión de que las elecciones libres no existen) para creer en la verdad del determinismo se determinaría por sí misma. En ningún momento el determinista pudo sopesar argumentos y pruebas para decidir libremente que el determinismo es verdadero. Según los conductistas (el comportamiento fue un enfoque de psicología de principios del siglo XX que busca comprender el comportamiento humano y el aprendizaje), como John Watson, el ser humano puede ser condicionado a ciertas conductas (incluso con respecto a sus futuras profesiones y roles). Watson llegó al extremo de decir "Dame una docena de bebés sanos" y podría convertirlo en lo que quisiera (mendigo, abogado, artista, médico, ladrón, etc.) dada la poderosa influencia del condicionamiento (por lo cual quiso decir exponer al bebé a un mundo específico de su invención). Por lo tanto, se considera que el condicionamiento es el factor determinante y primordial del comportamiento, lo que socava la capacidad de uno de ejercer la libertad de la voluntad. BF Skinner razonó de manera similar en su libro Beyond Freedom and Dignity (1971) afirmando que el libre albedrío es ilusorio dado que cualquier cambio en el comportamiento humano depende de su respuesta a los eventos que ocurren en el ambiente.

Después de todo, si todo el comportamiento está condicionado a los seres humanos, eso debe ser también para Watson y Skinner. Entonces, si las propias opiniones y conclusiones de Skinner también están condicionadas por el medio ambiente, ¿cómo podría haber evaluado la evidencia y los argumentos para llegar a la conclusión de que esa visión del condicionamiento es realmente cierta? Él podría haber pensado que lo hizo, pero si su filosofía debe ser seguida hasta su final lógico, entonces no podría haberlo hecho. Por lo tanto, parece increíblemente difícil proporcionar una justificación racional para el determinismo.

Fuentes bibliográficas:
  • {1}. Concise Oxford Dictionary. p. 261.
  • {2}. Hoefer, C. 2008. “Causal Determinism” in Edward Zalta’s The Stanford Encyclopedia of Philosophy.
  • {3}. Harris, S. 2012. Free Will. p. 44.