Las 24 Tesis Tomistas

Las 24 Tesis Tomistas


Hace mucho tiempo que no he vuelto a publicar un artículo, sinceramente añoro volver hacerlo seguidamente pero han acontecido una montaña de circunstancias que han me quitado la vista por un momento del blog para no decir que casi dos años.

Pero aquí estoy nuevamente siempre fiel a este blog, y compartiendoles esta joya (que para mí lo es) sobre las 24 tesis Tomistas. Si empezaste a estudiar sobre Santo Tomás de Aquino, esto te servirá como guía para entender un poco más sobre dichas Tesis.

ONTOLOGÍA


1)   La potencia y el acto dividen el ser de tal manera que, sea lo que sea, sea un acto puro o, necesariamente, está compuesto de potencia y actúa como principios primarios e intrínsecos. [1]
2 . Como el acto es la perfección, no está limitado, excepto a través de una potencia que en sí misma es una capacidad de perfección. Por lo tanto, en cualquier orden en que un acto sea puro, solo existirá, en ese orden, como un acto único e ilimitado. Pero cada vez que es finito y múltiple, ha entrado en una verdadera composición con potencia. [2]
3. Por consiguiente, el único Dios, único y simple, solo subsiste en el ser absoluto. Todas las demás cosas que participan en el ser tienen una naturaleza por la cual su ser está restringido; están constituidos de esencia y ser, como principios realmente distintos. [3]
4 . Una cosa se llama ser por ser ("esse"). Dios y la criatura no son llamados seres unívocamente, ni totalmente equívocos, sino analógicamente, por una analogía tanto de atribución como de proporcionalidad. [4]
5 . En cada criatura también hay una composición real del sujeto subsistente y de formas secundarias añadidas, es decir, formas accidentales. Dicha composición no puede entenderse a menos que el ser se reciba realmente en una esencia distinta de ella. [5]
6 . Además de los accidentes absolutos, también existe el accidente relativo, la relación. Aunque por su propia relación de carácter no significa nada heredado en otro, sin embargo, a menudo tiene una causa en las cosas y, por lo tanto, una entidad real distinta del sujeto. [6]
7 . Una criatura espiritual es completamente simple en su esencia. Sin embargo, todavía hay una doble composición en la criatura espiritual, a saber, la de la esencia con el ser y la de la sustancia con los accidentes. [7]
8. Sin embargo, la criatura corpórea se compone de acto y potencia incluso en su esencia misma. Estos actos y potencias en el orden de la esencia son designados por los nombres forma y materia respectivamente. [8]

COSMOLOGÍA

9.  Ni la materia ni la forma han sido en sí mismas, ni están producidas o corrompidas por sí mismas, ni están incluidas en ninguna categoría que no sea reduccionista, como principios sustanciales. [9]
10 . Aunque la extensión en partes cuantitativas sigue una naturaleza corpórea, no obstante, no es lo mismo que un cuerpo sea una sustancia y que se cuantifique. Porque en sí misma la sustancia es indivisible, no de hecho como un punto es indivisible, sino como lo que queda fuera del orden de dimensiones es indivisible. Pero la cantidad, que le da extensión a la sustancia, realmente difiere de la sustancia y es realmente un accidente. [10]
11. El principio de individuación, es decir, de distinción numérica de un individuo de otro con la misma naturaleza específica, es materia designada por la cantidad. Por lo tanto, en los espíritus puros no puede haber más que un individuo en la misma naturaleza específica. [11]
12. En virtud de la cantidad de un cuerpo mismo, el cuerpo está circunscriptivamente en un lugar, y en un solo lugar circunscriptivamente, sin importar el poder que pueda ejercer. [12]
13 .   Los cuerpos se dividen en dos grupos; Algunos viven y otros carecen de vida. En el caso de los seres vivos, para que haya en el mismo sujeto una parte esencialmente móvil y una parte esencialmente movida, la forma sustancial, que se designa con el nombre de alma, requiere una disposición orgánica, es decir, partes heterogéneas. [13]

PSICOLOGÍA


14 . Las almas en las órdenes vegetativas y sensibles no pueden subsistir de sí mismas, ni se producen de ellas mismas. Más bien, no son más que principios por los cuales el ser vivo existe y vive; y dado que dependen totalmente de la materia, se corrompen incidentalmente a través de la corrupción del compuesto. [14]

15 . Por otro lado, el alma humana subsiste por sí misma. Cuando puede infundirse en un sujeto suficientemente dispuesto, es creado por Dios. Por su propia naturaleza, es incorruptible e inmortal. [15]
16. Esta alma racional está unida al cuerpo de tal manera que es la única forma sustancial del cuerpo.   En virtud de su alma, un hombre es un hombre, un animal, un ser vivo, un cuerpo, una sustancia y un ser. Por lo tanto, el alma le da al hombre todo grado esencial de perfección; además, le da al cuerpo una parte en el acto de ser por el cual él mismo existe. [dieciséis]
17. Desde el alma humana, naturalmente, se emiten poderes pertenecientes a dos órdenes, la orgánica y la no orgánica. Los poderes orgánicos, entre los cuales están los sentidos, tienen el compuesto como sujeto. Los poderes no orgánicos tienen al alma sola como sujeto. Por lo tanto, el intelecto es un poder intrínsecamente independiente de cualquier órgano corporal. [17]
18 . La intelectualidad sigue necesariamente a la inmaterialidad y, además, de tal manera que el padre a la distancia de la materia, mayor es el grado de intelectualidad. Cualquier ser es el objeto adecuado de comprensión en general. Pero en el estado actual de unión del alma y el cuerpo, las quididades abstraídas de las condiciones materiales de la individualidad son el objeto propio del intelecto humano. [18]
19 . Por lo tanto, recibimos conocimiento de cosas sensibles. Pero dado que las cosas sensibles no son realmente inteligibles, además del intelecto, que comprende formalmente, debe reconocerse un poder activo en el alma, que abstrae semejanzas inteligibles o especies de imágenes sensoriales en la imaginación. [19]
20 . A través de estas semejanzas o especies inteligibles, conocemos directamente los universales, es decir, la naturaleza de las cosas. Alcanzamos los singulares por nuestros sentidos, y también por nuestro intelecto, cuando contempla las imágenes de los sentidos. Pero ascendemos al conocimiento de las cosas espirituales por analogía. [20]
21 . La voluntad no precede al intelecto sino que lo sigue. La voluntad necesariamente desea lo que se le presenta como un bien en todos los aspectos que satisface el apetito. Pero elige libremente entre los muchos bienes que se le presentan como deseables de acuerdo con un juicio o evaluación cambiante. En consecuencia, la elección sigue el juicio práctico final. Pero la voluntad es la causa de que sea la final. [21]

Teodica


22No percibimos por una intuición inmediata que Dios existe, ni lo probamos a priori. Pero lo demostramos a posteriori, es decir, a partir de las cosas que se han creado, siguiendo un argumento de los efectos a la causa: a saber, de las cosas que se mueven y no pueden ser la fuente adecuada de su movimiento, a un primer motor no movido ; de la producción de las cosas en este mundo por causas subordinadas entre sí, a una primera causa no causada; desde cosas corruptables que igualmente pueden ser o no ser, hasta un ser absolutamente necesario; desde cosas que más o menos son, viven y comprenden, de acuerdo con los grados de ser, vivir y comprender, hasta lo que es máxima comprensión, máxima vida y máximo ser; finalmente, del orden de todas las cosas, a un intelecto separado que ha ordenado y organizado las cosas,[22]
23 . El movimiento metafísico de la Esencia Divina se expresa correctamente al decir que se identifica con la actualidad ejercida de su ser ganado, o que es el ser subsistente mismo. Y esta es la razón de su perfección infinita e ilimitada. [23]
24. Debido a la pureza de su ser, Dios se distingue de todos los seres finitos. De aquí se deduce, en primer lugar, que el mundo solo podría haber venido de Dios por la creación; en segundo lugar, que ni siquiera a través de un milagro se le puede otorgar poder creativo a una naturaleza finita, que por sí misma alcanza directamente el ser mismo de cualquier ser; y finalmente, que ningún agente creado pueda influir de ninguna manera en el ser a menos que la primera Causa lo haya movido. [24]

10 cosas que debes saber sobre los atributos de Dios

sobre los atributos de Dios

Los atributos de Dios describen su naturaleza perfecta, como alegaba Aristóteles: Dios es acto puro porque en Él no se encuentra ninguna potencialidad, sino que es forma plenamente realizada. También considero sustancial en la vida del cristiano que todos conozcan sus atributos o al menos tengan conocimiento básico al respecto porque de alguna u otra forma ayuda a conocer mejor a Dios.

Sabemos de dichos atributos porque así Él lo da a conocer en la palabra revelada para los hombres.

1. Dios es sencillo.


Lo que eso significa es esto: Dios está libre de toda composición; Él no es la suma de sus partes. No hay una cosa y otra en Dios. Por el contrario, todo lo que está en Dios, Dios es. Él es absoluto, lo que significa que no hay distinciones dentro de su ser.

2. No existen atributos como tal.


O, el amor de Dios es su poder es su eternidad es su inmutabilidad es su omnisciencia es su bondad, y así sucesivamente. En otras palabras, técnicamente no existe tal cosa como atributos (plural) sino solo la esencia simple e indivisa de Dios. ¿Porque es esto importante? La simplicidad de Dios nos ayuda a entender que existe consistencia perfecta en los atributos de Dios.

3. Dios es inconmensurable.


La infinidad de Dios es algo así como un "meta-atributo", como la simplicidad, en el sentido de que califica a todos los demás atributos. Infinito significa que no hay límite para las perfecciones de Dios. Cuando consideramos los atributos de Dios, siempre debemos considerarlos como infinitos. Su infinitud es un concepto positivo, por lo que debemos decir que sus atributos son intensiva y cualitativamente infinitos. La infinitud de Dios es el más alto sentido de perfección. "Todavía no terminado" (o "indefinido") es una forma incorrecta de entender el infinito con respecto a Dios. Más bien, sin límites o límites o grados, Dios sabe infinitamente y es una esfera cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna parte. Él está tan presente en nuestro medio como él está más alejado de nosotros en el universo. Sin embargo, mientras está presente en un lugar, nunca se limita a ningún lugar.

4. Dios es eterno.


Primero, su eternidad es diferente al estado eterno experimentado por los humanos o los ángeles, todos los cuales fueron creados en el tiempo. El tiempo tiene un comienzo con la sucesión de momentos, pero Dios no tiene principio, sucesión de momentos o final. La eternidad de Dios habla de su naturaleza eterna e inmutable (aunque no estática). Como los teólogos del pasado han argumentado, la frase "El tiempo comenzó con la criatura" suena más cierto que "La criatura comenzó con el tiempo".
Dios es lo que siempre fue y será (Santiago 1:17).

5. Dios es inconmovible.


Dios es lo que siempre fue y será (Santiago 1:17). Debido a su simplicidad, su eternidad exige su inmutabilidad. La eternidad habla de la duración de un estado, mientras que la inmutabilidad es el estado mismo. La inmutabilidad en Dios significa no solo que él no cambia, sino también que no puede cambiar (Sal 102: 26).

6. Dios es autosuficiente.


La independencia de Dios es su suficiencia. De su autosuficiencia hay suficientes dones, tanto naturales como sobrenaturales, para satisfacer a todas las criaturas que alguna vez existirán. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se satisfacen unos a otros. Debido a que eternamente e invariablemente lo hacen en la comunión amorosa, pueden satisfacer a otros con quienes se comunican en amor. Si hubiera mundos infinitos de criaturas amorosas, todas desearan la felicidad en Dios, él podría tan fácilmente bendecir a todos como pudiera. Él es toda la vida, para que todo lo que está fuera de él derive vida de él.


7. Dios es omnipotente.



Al hablar sobre el poder de Dios, los teólogos suelen distinguir entre su poder absoluto y el ordenado. El poder absoluto se refiere a lo que Dios posiblemente puede hacer pero que no necesariamente hace. Él podría crear mil millones de mundos de criaturas vivientes sin decidir hacerlo realmente. El poder ordenado de Dios denota lo que realmente decretó de acuerdo con su voluntad y luego cumple providencialmente. Con tal lenguaje no estamos exponiendo dos poderes distintos en Dios, sino más bien entendiendo su omnipotencia por medio de la aplicación (poder ordenado) y la no aplicación (poder absoluto). El poder de Dios también debe entenderse como ejercido según su naturaleza o "gobernado" por él. Su poder debe ser un buen poder.

8. Dios es amor


Hay tres tipos de amor externo ejercitado por Dios:

El amor universal de Dios hacia todas las cosas: "El Señor es bueno con todos, y su misericordia es sobre todo lo que hizo" (Salmo 145: 9). Incluso las criaturas de la tierra son beneficiarias del amor de Dios.

El amor de Dios hacia todos los seres humanos, tanto elegidos como réprobos: "Pero yo les digo: amen a sus enemigos y oren por aquellos que los persiguen, para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos "(Mateo 5: 44-45). Dios todavía ama a una persona que lo odia y lo rechaza, incluso otorgándole la capacidad de manifestar tal odio en pensamientos, palabras y acciones.

El amor especial de Dios hacia su pueblo: "Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable" (1 Pedro 2: 9).

9. Dios hablando antropomórficamente.


Casi todo lo que pertenece a los humanos en las Escrituras también se le atribuye a Dios. La Biblia habla del "rostro" de Dios (Éx 33:20), "ojos" y "párpados" (Sal. 11: 4), "oído" (Isaías 59: 1), "narices" (Isaías 65: 5), "Boca" (Deuteronomio 8: 3), "labios" (Isaías 30:27), "lengua" (Isaías 30:27), "dedo" (Ex. 8:19) y muchos otros cuerpos partes. La Biblia es antropomórfica de principio a fin. Dios se acomoda a nosotros en las Escrituras y algunas veces se apropia de un lenguaje que nos ayuda a entender ciertas verdades sobre él.

10. Dios revelado.


Él es la imagen del Dios invisible. Cristo revela al Padre a su pueblo. En la vida, la muerte y la resurrección de Cristo vemos los atributos de Dios en todas partes. Conocer a Dios es conocer a Dios a través de Jesucristo.

10 cosas que debes saber sobre la apologética

cosas que debes saber sobre la apologética

La apologética hoy en día está en su mayor auge, y sí, ha cobrado mucha fuerza por los mismos millennials, a diario se discute mucho en distintas páginas o grupos sobre el cristianismo, es por ello que me tomo la iniciativa de hacer este artículo para dar a conocer ciertos parámetros que deben ser tomados en cuentas por todos los amantes de la apologética a la hora de presentar argumentos.

En lo que a mi respecta, la apologética es otra forma de predicar el evangelio o de alguna forma preparar el terreno para luego echar las bases del evangelio crudamente. Teniendo además siempre en cuanta lo que nos dijo Pedro en cuanto a ella:
Sino santificad a Cristo como Señor en vuestros corazones, estando siempre preparados para presentar defensa ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros, pero hacedlo con mansedumbre y reverencia. 1 Pedro 3:15

1. La apologética es tanto para los creyentes como para los incrédulos.


Definamos más o menos la apologética como el uso de argumentos para eliminar la duda o la incredulidad (lo calificaré en el siguiente punto). El punto aquí es que la incredulidad a menudo proviene de nuestros propios corazones y mentes, a pesar del hecho de que somos cristianos. Por mi parte, la apologética siempre ha sido algo que hago tanto por mí como por los demás.

El punto aquí es que la incredulidad a menudo proviene de nuestros propios corazones y mentes, a pesar del hecho de que somos cristianos.

2. La apologética se puede usar de manera preventiva.


Este es el calificador que mencioné anteriormente: aunque a menudo usamos argumentos apologéticos para eliminar las dudas, también podemos usarlos para evitar dudas. Enseñar apologética a los jóvenes creyentes puede ser un ataque preventivo contra la incredulidad.

Esto no evitará todas las dudas, pero ciertamente puede mitigarlo. Este punto es particularmente importante para los padres. Observe que los puntos (1) y (2) implican que la apologética es para absolutamente todo el mundo: cristianos y no cristianos, escépticos y no escépticos (es decir, no escépticos).


3. Hay una diferencia entre saber que el cristianismo es verdadero y mostrar que es verdad.


En última instancia, sabemos que el cristianismo es verdadero porque el Espíritu Santo nos abre los ojos a su verdad (que debería recordarnos empinar nuestra apologética en la oración).

Eso no quiere decir que los argumentos no puedan confirmar o respaldar nuestra creencia inducida por el Espíritu, o que los argumentos nunca sean parte de la fe, pero los argumentos que usamos en nosotros mismos son a veces diferentes de los que usamos para tratar de mostrarle a alguien de lo contrario, el cristianismo es verdad.

4. Nadie tiene todas las respuestas.


Sea realista y evite la tentación de pensar que, para abordar el escepticismo de su vecino, primero debe tener todas las respuestas. Nadie tiene todas las respuestas. Cuando no sepas algo, dilo y no dudes en hacerlo. Conoce tus límites.

Esto no es una excusa para ser descuidado o para evitar el arduo trabajo de estudio, sino más bien como un estímulo para ser humilde y, por lo tanto, estar relajado y gentil. Además, prepárate para darte cuenta de que cuanto más aprendes, más verás cuán complicados son los problemas. Esto es solo una característica de diseño del aprendizaje.

5. No hay argumentos herméticos.


Aunque puede haber argumentos fuertes para el cristianismo, siempre existirá aquel que no acepte tus argumentos por más convincentes que sean por estar lleno de prejuicios, sesgos cognitivos, y demás. Sin embargo, en este tipo de casos no hay nada mejor que la apologética presuposicional.

El presuposicionalista busca en últimas cambiar las presuposiciones de una persona para que estén en conformidad con la revelación bíblica. Las presuposiciones que una persona tiene son extremadamente importantes cuando se trata de discutir acerca de Dios y de la validez del cristianismo. Nunca está demás comenzar con preguntas para diagnosticar en dónde se encuentra una persona filosófica y presuposicionalmente, ya que de esta forma se puede discutir mejor el cristianismo.

6. No confundas la fuerza de tu lealtad a Cristo por la fuerza de tu argumento.


A menudo podemos confundir la fuerza de nuestro compromiso con Jesús por la fortaleza racional de nuestros argumentos para el cristianismo. Reconocer adecuadamente las limitaciones de un argumento no implica que de alguna manera esté cercenando su profesión de fe. Del mismo modo, hay que reconocer que hay buenos argumentos para el ateísmo o el agnosticismo no significa que estés siendo desleal.

7. La fuerza de los argumentos es relativa a la persona.


Cuando evaluamos los argumentos, todos los comparamos con nuestro propio conjunto único de creencias, experiencias, temperamentos, inclinaciones y emociones de trasfondo.

Y aunque esto no significa que "todo vale" al evaluar argumentos, tampoco son argumentos puramente una cuestión de lógica y observación. Todos somos únicos y nadie es neutral. Por cierto, nada de esto implica que la verdad sea relativa.

8. El método apologético es relativo a la persona.


Esto será controvertido entre los devotos incondicionales de métodos específicos, pero no se deje atrapar por las "escuelas" de métodos apologéticos. Es útil familiarizarse con ellos, e incluso tener un favorito, pero el mejor "método" para el trabajo dependerá de muchos factores. Algunos de estos factores incluyen su experiencia, intereses, personalidad y temperamento (así como los de su audiencia). Su enfoque también dependerá de la configuración física. Una sala de conferencias es diferente de una cafetería o internet.

De nuevo, esto no significa que cualquier cosa vieja esté bien, o que todos los métodos o enfoques sean igualmente buenos. A veces pienso en términos de aprender estilos de artes marciales: lo mejor es aprender varias de ellas, tomando las cosas que funcionan mejor (para ti) de cada una. Aprende, pero no te distraigas con su categorización.

9. La apologética es más una cuestión de plantar que una cuestión de cosecha.


Cambiar la mente de alguien no es el único objetivo de la apologética. De hecho, es poco probable que suceda en el momento. Más bien, piense en cualquier encuentro apologético como plantar una semilla que se materializará más adelante. O tal vez simplemente estás ayudando a preparar el suelo para que alguien más pueda plantar.

Eso no quiere decir que no deba orar para que Dios haga grandes cosas, pero recuerde que a menudo no vemos de primera mano esas grandes cosas. Por lo tanto, no debe desanimarse (ni enojarse ni ponerse a la defensiva) cuando la persona con la que está hablando no esté de acuerdo con usted. No es todo sobre tus hombros.

10. La apologética es, en última instancia, acerca de las personas.


Es fácil quedar atrapado en ideas, conceptos y argumentos, especialmente para las personas que naturalmente se sienten atraídas por la apologética. Pero la apologética es un medio para un fin, un medio para ayudar a las personas a vivir para Jesús.

Un encuentro apologético no es un argumento de venta; tampoco es una pelea (mi ejemplo anterior de artes marciales fue una metáfora del entrenamiento, no una sobre la actitud). Ame a las personas con las que entra en contacto. Hágales preguntas y escuche genuinamente sus respuestas. Sé gentil y humilde.

¿Nació el método científico para negar la existencia de Dios?

¿Nació el método científico para negar la existencia de Dios?

Lo más irónica de todas las reclamaciones ateas es demandar evidencia empírica de la existencia de Dios por el método científico.

Pero se pasa por alto o desapercibido que el método científico tal como se le conoce actualmente, fue desarrollado en la Europa cristiana por los hombres que creyeron que la materia debía su comportamiento racional porque así Dios había creado el universo de manera ordenada.

Si el universo es tal cual como se predica en el naturalismo, o el cientificismo entonces en el universo cognoscible solo existe un vacío estrictamente materialista, producto de colisiones aleatorias de partículas. En efecto no existiría fundamento o motivo alguno para observar el orden de la naturaleza. Entiéndase que muchos de los fundadores de las principales disciplinas científicas (como Newton, Galileo y Kepler) Eran personas fervientemente cristianos y creían la Biblia como la revelación de Dios.

También cabe recalcar que el método científico está confinado al mundo natural, por ende no corresponde a esta razonar sobre aquello que precede a las leyes físicas y a la materia.

Johannes Kepler, uno de los fundadores de la disciplina astronómica dijo una vez:

La Ciencia estaba pensando los pensamientos de Dios después de él.

El método científico moderno, no nació para contradecir a Dios


Como es sabido, el padre del método científico moderno fue introducido por primera vez por Francis Bacon.  En 1620, Bacon publicó su histórica obra "Novum Organum" [Nuevo Órgano], donde formula formalmente el planteamiento de un método de investigación experimental para la ciencia (que en su tiempo se conocía como "filosofía natural). Para esto, enumera las ideas de su obra en aforismos.

Cualquier persona que hubiera leído la obra original, podrá darse cuenta que el método científico que propuso Bacon, en cierta manera, fue inspirado por su fe cristiana en diversos aspectos. Al igual que Galileo Galilei, Bacon percibe dos libros inspirados por Dios: 1) la Biblia, como Escritura inspirada divinamente, y 2) el libro de la naturaleza, que comprenden las obras que Dios formó en la creación, las cuales manifiestan el poder de Dios. Así, Bacon se sitúa en el estudio de la ciencia en el estudio de la creación de Dios. Es por esto que Bacon no estaba de acuerdo con que hubiera teólogos que delimitaran el estudio de la ciencia.

Y aprovecho para citar el contundente motivo que llevo a Banco darle un giro al método de investigación científico de su época:

LXXXIX. Por último, usted encontrará que por la simplicidad de ciertos teólogos, el acceso a cualquier filosofía, por pura que sea, está casi cerrado. Algunos tienen un temor débil de que una búsqueda más profunda en la naturaleza no transgreda los límites permitidos de la sobriedad; erróneamente arrebata y transfiere lo que se dice en santo mandamiento contra aquellos que incitan a misterios sagrados, a las cosas ocultas de la naturaleza, que no están prohibidas por ninguna prohibición

Mas esos últimos temores me huelen completamente a sabiduría carnal, como si los hombres en los recovecos y los pensamientos secretos de sus corazones dudaran y desconfiaran del imperio de la religión por sobre el de los sentidos, y así temieran que la investigación de verdad en la naturaleza pueda ser peligrosa para ellos.

Pero si el asunto verdaderamente considerado, la filosofía natural es después de la Palabra de Dios, a la vez, el medicamento más seguro contra la superstición y el nutriente sustentador para la fe, y por lo tanto, le da razón a la religión como su más fiel sierva, ya que una muestra la voluntad de Dios, y la otra su poder. Porque no cometió ningún error aquél que dijo: "Erráis ignorando las Escrituras y el poder de Dios", acoplando así y mezclando en un vínculo indisoluble información acerca de Su voluntad y meditación acerca de Su poder."

En este sentido, Bacon propone sustancialmente que para el estudio de las obras creadas por Dios, se eliminen los prejuicios humanos que proceden de una idolatría engañosa.

De esta forma, funda la necesidad de excluir la admisión de ideas que provenían de personajes que se citaban como autoridades "infalibles" en el conocimiento: Aristóteles, Platón, la escolástica griega, entre otros, separando a la ciencia de las doctrinas aristotélicas, la mitología griega, las supersticiones, la adivinación, e incluso las teologías inquisitivas.

El método científico baconiano entonces se plantea a fin de que en la ciencia no se confié en las percepciones propias, ni de otros humanos (Jeremías 17:5), sino que sólo se debe partir de las obras que Dios ha instituido en la naturaleza. Esto se debe a que las percepciones humanas son inconstantes y contradictorias, pero las obras de Dios no lo son:

XXIII. Existe una gran diferencia entre los ídolos de la mente humana, y las Ideas divinas. Es decir, entre ciertos dogmas vanos, y las verdaderas marcas y sellos impresos establecidos en las obras de la creación, tal como se les encuentra en la naturaleza."

{1} Novun Organun cap. LXXXIX.
{2} Novun Organun cap. XXIII.

La Biblia no niega a los dinosaurios

La Biblia no niega a los dinosaurios

¡Hola!, admito que tenía mucho tiempo sin publicar algún artículo en el blog el cual lamento mucho pero espero que me puedan perdonar, jajaja. El motivo de mi ausencia es que han ocurrido muchos cambios desde el último artículo que publique, en efecto no pude escribir algún artículo hasta ahora. Espero poder brindarles más información de estos cambios en los próximos artículos, también la verdad espero poder sacar algo de tiempo diario para actualizar el blog.

La Biblia y los dinosaurios


La palabra "dinosaurio" no se encuentra en la Biblia porque esa palabra en realidad no existía para cuando se escribió el Génesis en 1513 a.C. Fue un termino inventado por el paleontólogo Richard Owen usando las palabras griegas δεινός (deinos= terrible) y σαῦρος (sauros=lagarto). El que no se haya utilizado en el relato de Génesis no significa que la Biblia niegue la existencia de esos animales, ni mucho menos. No debe desconcertarnos que se omitan datos que los lectores de tiempos antiguos no hubieran comprendido de todos modos.

Otra razón por la que no se menciona específicamente a los dinosaurios, es por la misma razón por la que no se menciona a los koalas, los gatos, los perros, etc. El relato no hace distinciones botánicas o zoológicas. ¿Pero por qué no hace mención de animales gigantes? La realidad es que había dinosaurios de todos los tamaños, no necesariamente gigantes. Génesis 1:24 menciona que Dios creó animales "salvajes" y "domésticos" designaciones que tenían sentido cuando Moisés escribió el relato.

Sin embargo, la Biblia si menciona y proporciona tres descripciones de bestias o dinosaurios bien conocidos como Leviatan, Bohemot y Zis. Estos monstruos sin duda alguna eran una especie de dinosaurio desconocida.
El Profesor Roy Mackal, biólogo americano, ha afirmado rotundamente que, en su opinión, Behemot podría ser una especie desconocida del dinosaurio vivo del cuello largo, similar al Diplodocus y al Apatosaurus.
Descripción de Behemot.
He aquí ahora, Behemot, al cual hice como a ti, que come hierba como el buey. 16 He aquí ahora, su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre. 17 Mueve su cola como un cedro; entretejidos están los tendones de sus muslos. 18 Sus huesos son tubos de bronce; sus miembros como barras de hierro. 19 Es la primera de las obras de Dios; que sólo su hacedor le acerque su espada. 20 Ciertamente alimento le traen los montes, y todas las bestias del campo retozan allí. 21 Bajo los lotos se echa, en lo oculto de las cañas y del pantano. 22 Lo cubren los lotos con su sombra; los sauces del arroyo lo rodean. 23 Si el río ruge, él no se alarma; tranquilo está, aunque el Jordán se lance contra su boca. 24 ¿Lo capturará alguien cuando está vigilando? ¿Perforará alguien su nariz con garfios?
Descripción de Leviatan
Sacarás tú a Leviatán con anzuelo, o sujetarás con cuerda su lengua? ¿Pondrás una soga en su nariz, o perforarás su quijada con gancho? 3 ¿Acaso te hará muchas súplicas, o te hablará palabras sumisas? ¿Hará un pacto contigo? ¿Lo tomarás como siervo para siempre? ¿Jugarás con él como con un pájaro, o lo atarás para tus doncellas? ¿Traficarán con él los comerciantes? ¿Lo repartirán entre los mercaderes? ¿Podrás llenar su piel de arpones, o de lanzas de pescar su cabeza? (Job 41:1,2,3,4,5,6)
Aquel día el SEÑOR castigará con su espada feroz, grande y poderosa, a Leviatán, serpiente huidiza, a Leviatán, serpiente tortuosa, y matará al dragón que vive en el mar. (Isaías 27:1)
Descripción del Ziz
Conozco todas las aves de los montes, y el Ziz del campo me pertenece. (Salmos 50:11)
Es posible que algunos dinosaurios (y pterosaurios) hayan sido creados en el quinto período mencionado en Génesis, cuando la Biblia dice que Dios hizo “criaturas voladoras” y “grandes monstruos marinos”, y otros, en el sexto período. Si se tiene en cuenta la abundancia de vegetación que sin duda existía en el tiempo de los dinosaurios, habría sido muy apropiada la presencia de un número tan elevado de animales con un apetito voraz. (Génesis 1:20-24.) Una vez que los dinosaurios habían cumplido su propósito, Dios puso fin a su existencia. No obstante, la Biblia guarda silencio en cuanto a cómo y cuándo lo hizo. De lo que sí podemos estar seguros es de que los dinosaurios fueron creados por Jehová con un propósito definido, aunque de momento no comprendamos cuál fue ese propósito.

No vinieron por error, ni fueron producto de la evolución. Su súbita aparición en el registro fósil sin ninguna conexión con algún antecesor fósil y su desaparición sin dejar fósiles de transición, son pruebas en contra de la opinión de que tales animales evolucionaron de forma gradual. Por consiguiente, el registro fósil no apoya la teoría de la evolución. Al contrario, armoniza con el punto de vista bíblico de que la vida animal fue creada por Dios.

Por qué el cristianismo y no otras religiones

Por que el cristianismo y no otras religiones

¡Hola! La gran mayoría de la población creen que todas las religiones son lo mismo, hablan de inmortalidad o vida después de la muerte, juicio final, origen del mundo. Sin embargo, no es así, cada religión tiene una estructura diferente pero ninguna tiene tanta evidencia como lo tiene el cristianismo.

De la biblia existe evidencia de manuscritos, evidencia arqueológica, recuento testigos oculares, recuentos corroborantes, consistencia literaria, consistencia profética, escrutinio de expertos, aceptación de líderes, influencia global, vidas transformadas. Pero a pesar de toda esta artillería pesada de evidencia, en este artículo quiero tocar algunos puntos más científicos que otros porque a la hora de hablar de ciencia de todas las religiones el único que cumple con las características para causar el universo es "YHVH".

Es cierto que existen más de 5.000 religiones en el mundo pero cuando se trata del origen de la vida, la creación del mundo, ética moral nada lo explica mejor que la biblia es por eso que de todas ellas se reducen a las dos religiones monoteístas más grande del mundo que son el judaísmo, y el cristianismo. Y no incluyo el islam, ni tampoco el hinduismo simplemente porque sus dioses son antropomorfos, en otras palabras no cumple con los requisitos para explicar la causa del universo tampoco el origen de la vida. El budismo también queda excluido porque en está religión o filosofía el único representante no es un dios, sino un hombre.

El universo tuvo un comienzo


Este es probablemente el descubrimiento más notable de la cosmología moderna, actualmente se conoce que todo el universo observable, con unos noventa mil millones de años luz de diámetro, parece provenir de una región al menos de subatómico. Incluso una conclusión de una conferencia dada por el prominente Stephen Hawking, acota que el universo no ha existido desde siempre como muchos antes apelaban, sino que el universo, y el tiempo en sí mismo, tuvieron un comienzo con la explosión del Big Bang.

Aunque la ciencia está obligada naturalmente a excluir a Dios, en efecto, todos los modelos del origen del universo tienen que remitirse a una explicación sobrenatural. Esto quiere decir que implícitamente la física solo puede explicar el origen del universo comenzado desde un punto independiente del espacio-tiempo material, es decir desde la existencia de Dios o Diseñador Inteligente.

Por lo tanto creer en un ENTE metafísico indescriptible que no está sujeto al espacio-tiempo, es bastante racional, ya que el universo no puede crearse a si mismo porque depende totalmente del espacio-tiempo existente.

¿Existe otro dios que cumpla con los requisitos para causar el universo?


Ahora que tenemos todo este conocimiento acerca de este descubrimiento en cuanto el principio del universo solo hay una pregunta por hacer. ¿De las 5.000 religiones que existe que otro dios se describe así mismo como inmaterial, atemporal e incausado? Ninguna por el simple hecho de que son dioses antropomorfos y tampoco se describen como tal. Es por esto que solo dos de las más grandes religiones del mundo cumplen con este requisito, el judaísmo y el cristianismo, sin embargo estas dos religiones profesan el mismo Dios, teniendo esto como efecto que de todas las religiones del mundo solo exista una que si cumpla con los requisitos para causar el universo.

En caso de que desconozca de los versículos donde YHVH se describa de tal manera, aquí les dejo una lista:
  • Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. (1 Timoteo 1:17)
  • ¿Podrá alguno esconderse en escondites de modo que yo no lo vea? --declara el SEÑOR. ¿No lleno yo los cielos y la tierra? --declara el SEÑOR. Jeremías (23:24)
  • Pero, ¿morará verdaderamente Dios sobre la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los cielos no te pueden contener, cuánto menos esta casa que yo he edificado. (1 Reyes 8:27)
  • El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres. (Hechos 17:24)
  • ¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? El Dios eterno, el SEÑOR, el creador de los confines de la tierra no se fatiga ni se cansa. Su entendimiento es inescrutable. (Isaías 40:28)
  • Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin. (Apocalipsis 22:13)
  • Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios. (Salmo 90:2)
  • Pero, amados, no ignoréis esto: que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. (2 Pedro 3:8)
Estos son alguno de los versículos de muchos en el que Jehová manifiesta sus atributos, y justamente cumple con los requisitos que se requiere para que algún diseñador inteligente pueda causar el universo, puesto como mencione se necesita que ese diseñador sea inherente, en pocas palabras, no dependa de la materia y el tiempo.

Mucho antes que se descubrieran todas las leyes que rigen el universo, hace 3500 mil años se hablaba de ellas cuando Jehová ayudo a su afligido siervo Job a que comprendiera de que los seres humanos conocen muy poco en comparación a Él, cuya sabiduría es ilimitada.
¿Conoces tú las leyes de los cielos, o fijas su dominio en la tierra? (Job 38:33)
También sabemos que todas estas leyes son invisibles ante el ojo humano pero no por eso no quiere decir que no exista, son tan reales como lo visible y sin duda alguna hacen el trabajo pesado. Y Jehová vuelve a pronunciarse en cuanto esto declarando: Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. (Romanos 1:20)

Muchos escépticos objetan con la pregunta: ¿Quien creó a Dios? La mejor explicación es que Dios es eterno, no tiene principio ni fin. Él es el que establece principio y fin a todas las cosas (espacio, tiempo y materia). Dios no necesita explicación alguna o teoría alguna sobre su existencia ya que Él ya es la explicación misma.

En (Isaías 57:15). Dios hace tal declaración mediante el profeta diciendo: "el Alto y Sublime, el que habita la eternidad". Isaías como profeta no hizo una parada para reflexionar o meditar sobre la naturaleza de la eternidad divina de YHVH. Etimológicamente el término "eterno" significa no tener principio ni fin. Decir que Dios es eterno, es tan correcto como decir que él nunca vino a la existencia y que nunca dejará de existir.

Lee Strobel, también le hace una entrevista a William Lane Craig en cuanto a esto, y le pregunta: Si todo tiene una causa, ¿quién o qué originó a Dios? Craig dice lo siguiente:
La premisa es que cualquier cosa que comienza a existir debe tener una causa. En otras palabras, "ser" no puede venir de "no ser". Como Dios nunca comenzó a existir, no requiere una causa. Porque nunca se volvió un ser. Los mismos ateos se sentían muy a gusto afirmando que el universo era eterno y sin causa. El problema es que ya no pueden sostener esa posición por la evidencia moderna de que el universo comenzó con el Big Bang. Así que no pueden debatir legítimamente cuando yo afirmo lo mismo respecto a Dios: Él es eterno y sin origen.
Fuentes:

The case of faith[El caso de la fe] Lee Strobel. Pagina 86.
[Stephen Hawking: El Principio del Tiempo]
[Argumento Cosmológico Kalam]
[Cuál es la Relación entre la Ciencia y la Religión]