¿Muertes masivas en nombre de Dios?

Muertes masivas

Gran mal se ha hecho en el nombre de Cristo. Esta es una objeción frecuente al cristianismo histórico planteado especialmente por los nuevos autores ateos, {1} tipifica las discusiones de los acontecimientos históricos tales como las Cruzadas, la Inquisición española, y los juicios de Salem. Caracterizando al cristianismo histórico como duro y violento, los nuevos ateos también insisten en que el ateísmo, en contraste, es un sistema de creencias racional y pacífico.

Por ejemplo, en el libro "The God Delusion", Richard Dawkins afirma que "los ateos individuales pueden hacer cosas malas, pero no hacen cosas malvadas en nombre del ateísmo". Sin embargo, "las guerras religiosas realmente se libran en nombre de la religión". Y han sido horriblemente frecuentes en la historia ". {2}

Al responder brevemente a este provocativo tema, ofrezco cuatro puntos para su consideración.

1. Exageración prejuiciada 


Los nuevos ateos exageran la cantidad de tragedias que se llegó a hacer en nombre de "Cristo". Por ejemplo, las Cruzadas (1095-1291), campañas militares llevadas a cabo por las fuerzas cristianas occidentales contra los ejércitos islámicos invasores, fueron en su mayor parte enfrentamientos defensivos. Y aunque los juicios de brujas de la Inquisición y de Salem fueron eventos moralmente lamentables que involucraron desafortunada violencia, el número de personas muertas durante estos episodios es mucho más bajo de lo que uno podría pensar. Considere la estimación del autor cristiano Dinesh D'Souza:

En conjunto, las Cruzadas, la Inquisición y las quema de brujas mataron a aproximadamente 200,000 personas. Ajustándose al aumento en la población, eso equivale a un millón de muertes hoy. Aun así, estas muertes causadas por gobernantes cristianos durante un período de quinientos años representan solo un %1 de las muertes causadas por Stalin, Hitler y Mao en el lapso de algunas décadas. {3}

2. Minimización del mal ateísta


Los nuevos ateos a menudo soslayan o minimizan la increíble cantidad de maldad perpetrada por los regímenes totalitarios ateos en el último siglo. Al contrario de lo que Dawkins afirma, las decenas de millones (algunas estimaciones llegan a los 100 millones) de personas sistemáticamente asesinadas por las fuerzas comunistas soviéticas y chinas en el siglo XX fueron asesinadas no solo por unos pocos líderes privados que resultaron ser ateos. No. Estos asesinatos en masa se llevaron a cabo en nombre de una ideología marxista que consideraba al ateísmo como uno de sus componentes centrales.

El comunismo (o el materialismo dialéctico) es una ideología naturalista y atea por su propia naturaleza. Los ateos podrían afirmar que estos dictadores no representaban el ateísmo verdadero, pero, sin Dios en la imagen, la dignidad humana objetiva, el valor y el propósito son moralmente arbitrarios e injustificados. Entonces, ¿no podrían Stalin y Mao argumentar razonablemente que los actos homicidas de su régimen eran consistentes con su filosofía materialista y atea?


3. Consideración de enseñanzas cristianas subyacentes


Los cristianos deben reconocer sinceramente que se hizo un mal verdadero en el nombre de "Cristo" cuando los líderes cristianos disfrutaban de una supremacía política. Estos actos fueron moralmente reprensibles y dañinos. Sin embargo, los cristianos pueden argumentar persuasivamente que estos males eran objetivamente incorrectos de acuerdo con los principios de la cosmovisión cristiana. A diferencia de los ateos que no pueden justificar la moralidad objetiva, los creyentes pueden afirmar que estos crímenes demostraron la antítesis de la enseñanza histórica de Jesucristo que se encuentra en los Evangelios.

Además, los cristianos también pueden señalar que las cosas malas hechas en nombre de Cristo por seguidores genuinamente equivocados no invalidan lógicamente las afirmaciones de verdad objetivas del cristianismo. {4} la gran hipocresía de algunos que se identifican con el nombre de Cristo no anula la verdad de la resurrección histórica de Jesús de la tumba.

4. Reconocimiento del impacto positivo de la cristiandad


Aquellos que culpan al cristianismo histórico por su llamado lado oscuro también deben apreciar la fe por sus contribuciones increíblemente positivas al mundo. La cosmovisión cristiana {5} ha sido el catalizador de la mayoría de los grandes avances de la civilización occidental. La visión del cristianismo de los seres humanos hechos a la imagen de Dios condujo a la fundación del gran sistema universitario y hospitales de Europa y también estimuló el crecimiento de las artes. La histórica fe cristiana motivó los avances en la libertad política, la economía, la santidad de la vida humana y la justicia social. Y la visión de la creación del cristianismo apoyó el lanzamiento de la ciencia moderna. Cuando se adopta y se vive de manera auténtica, la visión cristiana del mundo de la vida produce resultados prácticos y beneficiosos para los ciudadanos y las civilizaciones.

El examen cuidadoso de los mejores argumentos y las contribuciones más ricas del teísmo cristiano y del ateísmo naturalista permiten que una persona no solo evalúe la cuestión de las muertes. También coloca a las personas en una posición más sólida para probar y ver qué sistema de creencias es el más razonable, viable, factible y habitable.

Referencias bibliográficas: 
  • {1} The so-called four horsemen of the new atheism include such secular authors as Richard Dawkins, Sam Harris, Christopher Hitchens, and Daniel Dennett.
  • {2}Richard Dawkins, The God Delusion (Boston: Houghton Mifflin, 2006), 278.
  • {3}Dinesh D’Souza, What’s So Great About Christianity (Washington, DC: Regnery, 2007), 215.
  • {4}See chapter 15 in Kenneth Richard Samples, Without a Doubt: Answering the 20 Toughest Faith Questions (Grand Rapids: Baker, 2004), 201–10.
  • {5}See Kenneth Richard Samples, A World of Difference: Putting Christian Truth-Claims to the Worldview Test (Grand Rapids: Baker, 2007).

Ateísmo, y el empirismo ingenuo

Ateísmo, y el empirismo ingenuo

El término empirismo ingenuo se refiere a la visión de que el conocimiento solo viene a través de medios empíricos (por ejemplo, la ciencia). Se llama  ingenuo  porque esta variedad de empirismo carece de matices y no reconoce la cantidad de información, creencia y  conocimiento  que no se adquiere por medios empíricos. Los empiristas ingenuos más famosos del siglo XX fueron los positivistas lógicos, pero el positivismo lógico se vino abajo hace setenta años, en gran parte debido a las contradicciones internas con la visión.

Sin embargo, nunca lo sabrías hablando con muchos laicos que se identifican como ateos y escépticos. Dentro de esa multitud, la afirmación anticuada de que toda creencia o conocimiento justificado debe ajustarse a los medios científicos o empíricos es sorprendentemente común. Por ejemplo, el empirista ingenuo de sillón dirá cosas como esta:
"Si no puedo verlo, probarlo, tocarlo, olerlo o escucharlo, no existe".
O esto:
"Solo creeré en Dios si hay evidencia científica. Por ejemplo, Dios podría haber escrito su nombre en el ADN ".
El empirismo ingenuo aparece en algunos lugares extraños. Considere, por ejemplo, algunos comentarios recientes de Rodrigo Duterte, el presidente vulgar e intimidante de Filipinas. Duterte promociona su propio ateísmo y recientemente declaró que la creencia en Dios era estúpida. Luego pasó a plantear un desafío sorprendente: si alguien puede proporcionar una fotografía de Dios, Duterte renunciaría a la presidencia. (Fuente)


La tetera de Bertrand Russel ¿Es irracional la creencia en Dios?

Russel ¿Es irracional la creencia en Dios?

Bertrand Russell fue un excelente filósofo y definitivamente iría tan lejos como para decir que yo, y muchos otros, nos hemos beneficiado enormemente al leer sus ensayos. Sin embargo, en una de sus obras, Russell revela su escepticismo de la religión, especialmente su longevidad en el discurso racional, si uno pudiera llamarlo así,
"Si tuviera que sugerir que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana girando alrededor del sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi afirmación siempre que tuviera cuidado de agregar que la tetera es demasiado pequeña para ser revelada, incluso por nuestros telescopios más poderosos. Pero si continuara diciendo eso, dado que mi afirmación no puede ser refutada, es una presunción intolerable por parte de la razón humana dudar de ella, con razón debería pensar que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera fuera afirmada en libros antiguos, enseñada como la verdad sagrada todos los domingos e inculcada en las mentes de los niños en la escuela, dudar en creer en su existencia se convertiría en una marca de excentricidad y daría derecho al que duda a las atenciones del psiquiatra en una época iluminada o del Inquisidor en un tiempo anterior "(1).
Como muchos ateos argumentarían hoy, Russell argumentó que a medida que los seres humanos aprenden más sobre el universo, encontramos una necesidad cada vez menor de que la religión explique las cosas. La religión, desde este punto de vista, se hace cada vez más pequeña a medida que crece la ciencia y la comprensión humana de la naturaleza y el funcionamiento del universo. Según Russell, la religión ha retrocedido a una posición en la que no se puede refutar.

Pero la analogía de Russel es objetable por varios motivos. Vale la pena señalar que varios filósofos se han opuesto a la analogía de Russell.

Primero examinemos el valor en la analogía.


En primer lugar, probablemente habría estado de acuerdo con Russell si el teísta tuviera una fe inmune a refutación, pero sabemos que no es así. Sin embargo, cualquier persona puede tener incapacidad de analizar minuciosamente la debilidad y/o los desafíos de sus propios puntos de vista. No obstante, para nuestros propósitos aquí no tenemos que preocuparnos con estas personas.

En segundo lugar , la analogía de Russell me recuerda al "Dios de las lagunas o huecos". Falacia que resulta cuando los teístas postulan a Dios como una explicación necesaria para los fenómenos que actualmente no comprendemos o que aún tenemos una explicación. Como teísta, obviamente sostengo que algunas cosas no pueden ser explicadas por otra cosa que no sea el trabajo de Dios detrás de escena. Por ejemplo, una serie de curaciones milagrosas bien corroboradas, el increíble giro fino de las constantes de la naturaleza/universo, el origen del universo físico en sí mismo, etc...

Son mejor explicadas por Dios en mi opinión actual. Sin embargo, muchos teístas han puesto a Dios en posiciones muy incómodas al postularlo como una explicación de los fenómenos que han sido explicados a través de desarrollos científicos. Yo diría que los puntos de vista de los cristianos fundamentalistas ultraliteralistas a menudo caen en esta categoría. Por ejemplo, ahora sabemos que toda la vida biológica en la Tierra está unificada porque poseen un ancestro común que, por razones obvias, incomoda a los teístas que sostienen el creacionismo especial, a saber, que Dios creó todo, incluidos los animales y los seres humanos, en su forma final hace un par de miles de años. Este es uno de, posiblemente, muchos, factores detrás de la tesis de guerra ciencia-religión tan a menudo postulada por los escépticos de hoy. Pero como teístas notables han argumentado que, en lugar de que Dios sea un rellenador de huecos, Dios es el autor de toda la historia. Dios no es explicado, sino que explica "por qué el universo existe en absoluto, por qué es inteligible, por qué está gobernado por leyes".

Entonces, dejando de lado estos pocos puntos valiosos planteados por Russell, volvamos a su argumento que dice que no solo no podemos probar de manera concluyente que no hay una tetera que orbita entre la Tierra y Marte en el espacio, sino también que, debido a la falta de evidencia de tal tetera, la conclusión razonable debería ser que no existe. Aquí es donde uno podría postular un par de objeciones.

Por ejemplo, está bastante claro que Russell no vio los argumentos para la existencia de Dios como particularmente convincente. Sin embargo, debemos notar que esta es solo la propia conclusión de Russell, y que muchos otros intelectuales han concluido lo contrario (es decir, que realmente hay evidencia de la existencia de Dios en estos argumentos). Esto no quiere decir que Russell estaba equivocado o que los teístas son correctos, sino más bien que el éxito o el fracaso de la analogía de Russell dependerá de la fuerza o de la debilidad de los argumentos de la existencia de Dios percibidos por el individuo. Si un individuo considera que los argumentos son convincentes, entonces la analogía de Russell parece inútil, sino absurda. Si el individuo encuentra los argumentos para la existencia de Dios como débiles, entonces la analogía de Russell parece apropiada. Caería en la categoría anterior, y mi crítica viene desde este ángulo.

Por ejemplo, el argumento Kalam, me parece que les da a los teístas argumentos convincentes para creer en la existencia de un creador personal sin principio, sin causa, sin tiempo, sin espacio, inmutable, inmaterial, enormemente poderoso. Este es un argumento que reúne tanto evidencia científica y filosófica religiosamente neutral como razonamiento en premisas con una conclusión que claramente tiene un significado teológico. Parecería, a diferencia de las opiniones de Russell, que estamos justificados racionalmente para creer en la deidad que encontramos "afirmada en libros antiguos, enseñada como la verdad sagrada todos los domingos e inculcada en las mentes de los niños en la escuela ".

Además, no creo que sea imposible refutar o, al menos, poner en duda la idea de Russell de una tetera en órbita. El filósofo William Lane Craig explica:
"Sabemos que ningún cosmonauta soviético o estadounidense ha llevado teteras al espacio y las ha descargado de sus cápsulas espaciales. Además, ningún extraterrestre traería teteras a la Tierra en el espacio porque no puedes verter té en el espacio de una tetera. Es posible que tenga que aspirarlo de un tubo, pero en una situación sin gravedad no tiene sentido tener una tetera. Entonces creo que tenemos todos los motivos para pensar que no hay una tetera orbitando alrededor de la Tierra, y no es solo la falta de evidencia para ello "{5}.
Distinguido filósofo e influyente epistemólogo Alvin Plantinga comenta:
"Claramente tenemos una gran cantidad de evidencia contra el teapotismo. Por ejemplo, hasta donde sabemos, la única forma en que una tetera podría haber entrado en órbita alrededor del sol sería si algún país con capacidades de disparo espacial suficientemente desarrolladas hubiese lanzado esta olla a la órbita. Ningún país con tales capacidades es lo suficientemente frívolo como para malgastar sus recursos tratando de enviar una tetera a la órbita. Además, si algún país lo hubiera hecho, habría sido noticia; sin duda habríamos oído hablar de eso. Pero no lo hemos hecho. Y así. Hay muchas pruebas contra el teapotismo "{6}.

Entonces la analogía de Russell, descansa sobre bases algo más inestables de lo que inicialmente se percibiría.


Ahora, una crítica adicional es que la analogía parece presuponer la presunción del ateísmo . ¿Qué significa esto? Esto podría decirse que se expresa mejor en las palabras de Richard Norman, quien escribió que "la responsabilidad recae en aquellos que creen en un dios para dar razones de esa creencia. Si no pueden encontrar buenas razones, entonces debemos rechazar la creencia "{7}. De manera similar, antes del exilio de Antony Flew del ateísmo, el más famoso instó a que la "carga de la prueba recaiga sobre el teísta" y que a menos que se dieran razones convincentes para la existencia de Dios, debería haber una "presunción de ateísmo" {8}.

Pero este razonamiento es definitivamente objetable. Es difícil no tener la impresión de que, al presumir el ateísmo, el ateo se estaría acercando mucho a la inmunidad de la tetera en órbita, al menos en la práctica. ¿Por qué? Bueno, el ateo, desde este punto de vista, se coloca en una posición tal que simplemente puede descartar cualquier evidencia que los teístas provean, que a menudo es una trampa intelectual, como algunos teístas han observado correctamente, ninguna evidencia de Dios es suficiente para algunos ateos. Algunos ateos se contradicen y se aferran a premisas y suposiciones ocultas cuando se les pregunta qué evidencia los convencería de que existe un Dios.

Ahora, aunque muchos ateos han redefinido su ateísmo como una "falta de creencia" en una deidad, creo que el ateísmo realmente necesita una justificación racional para que no se convierta en algo más que una disposición psicológica al azar, por lo tanto, no tiene sentido comprometerse.

Entonces, creo que, como resultado de estas varias objeciones planteadas con respecto a la analogía de la tetera de Russell, se justifica rechazarla.

Fuentes bibliográficas: 
  • 1. Russell, B. 1952. ¿Hay un Dios? Último Testamento filosófico, 11: 547-548.
  • 2. Gutting, G. 2010. Sobre el ateísmo de Dawkins: una respuesta . Disponible; Lukasiewicz, D. 2012. El derecho a creer: perspectivas en la epistemología religiosa ; Reitan, E. 2011. Is God A Delusion ?: Una respuesta a los cultos de la religión Culpables ; Reitan, E. 2008. ¿Es Dios un engaño? pag. 78-80.
  • 3. Rauser, R. 2009. Aprendizaje en tiempos de guerra (cultural): adoctrinamiento en el enfoque del proyecto de la verdad de la familia . pag. 75-89.
  • 4. Garvey, B. 2010. Ausencia de evidencia, evidencia de ausencia y la tetera del ateo. Ars Disputandi, 10: 18.
  • 5. Craig, W. 2016. Excursus on Natural Theology (Parte 28). Disponible .
  • 6. Gutting, G. 2014. ¿Es el ateísmo irracional? Disponible.
  • https://opinionator.blogs.nytimes.com/2014/02/09/is-atheism-irrational/ .
  • 7. Norman, R. 2004. Sobre Humanismo . pag. dieciséis
  • 8. Flew, A. 1976. La presunción del ateísmo . pag. 14.

Los tres argumentos refutados de Stephen Hawking contra Dios

Los tres argumentos refutados de Stephen Hawking contra Dios

Lamentamos el hecho de la reciente muerte de Hawking, un hombre del que tenemos que aprender mucho cuando de superación, y hacer ciencia se trata, por lo menos mi persona le guarda un enorme respeto, y sé que así lo hacen muchos otros teístas, sin embargo, tocaré tres de los argumentos que el científico llegó sacar a relucir para negar la existencia de Dios.

En un reciente intercambio con un periodista español, el físico Stephen Hawking afirmó una vez más que era ateo y afirmó que un creador sobrenatural no es necesario responder a la cuestión filosófica fundamental planteado desde hace mucho tiempo por el filósofo/matemático Gottfried Leibniz: “¿Por qué tenemos algo en lugar de nada?" [1]

No cabe duda de que el intelecto de Hawking supera a la gran mayoría de este planeta y que sus logros profesionales son sorprendentes, especialmente teniendo en cuenta su discapacidad física. Pero cuando argumenta en contra de la existencia de Dios, estoy bastante sorprendido de sus argumentos principales, que se pueden encontrar en varios trabajos como The Grand Design.

Echemos un vistazo a los tres argumentos clave de Hawking contra Dios.

Sin huecos, solo ciencia


El primer argumento de Hawking contra Dios puede resumirse diciendo que Dios es simplemente innecesario; que la idea de un Creador ha sido históricamente sustituida por el verdadero conocimiento de la realidad, pero hoy lo sabemos mejor. Hawking escribe:
"La ignorancia de las formas de la naturaleza llevó a las personas en la antigüedad a inventar dioses para enseñorearse de todos los aspectos de la vida humana". [2]
Este es el “Dios de los huecos” contención, que afirma que la ciencia ahora ha llenado las lagunas en el conocimiento del pasado humano de cómo funciona el universo y todos los agujeros que quedan en la tela que se pueden reparar por los futuros descubrimientos.

La última parte del argumento debe ser reconocida por aquellos que han estudiado la lógica como la falacia de "apelar al futuro", que dice que algún día se descubrirá evidencia para justificar la posición actual de una persona. Pero ¿qué pasa con la contención central que se presenta aquí?

Hawking y otros tienen razón en que la eliminación de varias deidades falsas detrás de las fuerzas reales de la naturaleza fue un paso en la dirección correcta para una mejor comprensión de nuestro mundo y el universo en general. Pero librarse de estos falsos dioses de los huecos es mucho más fácil que desalojar al Dios de la Biblia.

¿Por qué? Porque el primero difumina los conceptos de agente y mecanismo, mientras que el segundo los separa apropiadamente. O, visto de otra manera, confunde y combina diferentes tipos de causalidades(materiales, instrumentales, eficientes, etc.) Por ejemplo, las leyes de la ciencia ciertamente pueden explicar la forma en que funciona mi computadora y los diversos mecanismos y causas que entraron para hacerlo (el 'cómo'), pero tales explicaciones no niegan la necesidad del agente/causa eficiente que lo diseñó, que responde a la pregunta "por qué mi computadora existe".

Lo mismo es cierto en lo que respecta a la causa de la existencia, lo que nos lleva al segundo argumento de Hawking contra Dios.

El universo que se crea a sí mismo...


La impresión de que el universo tuvo un comienzo ha molestado a muchos ateos, incluido Hawking, quien una vez comentó:
"A muchas personas no les gusta la idea de que el tiempo tenga un comienzo, probablemente porque huele a intervención divina". [3]   
Para moverse por el universo teniendo un comienzo, Hawking ha hecho un par de proposiciones.

Primero, postuló un modelo de "no frontera" para el espacio-tiempo en un esfuerzo por evitar un comienzo cósmico. Sin embargo, Hawking probablemente se dio cuenta de que todavía no responde la pregunta "¿por qué?" De la existencia, por lo que recurrió a lo siguiente:
"Debido a que existe una ley como la gravedad, el universo puede y se creará a partir de la nada. La creación espontánea es la razón por la que hay algo más que nada, por qué existe el universo. No es necesario invocar a Dios para que encienda el papel táctil azul y ponga en marcha el universo ". [4]
En línea con la persecución, Hawking está afirmando un universo eterno o un multiverso eterno (un conjunto de universos), que es definitivamente una de las dos únicas opciones posibles para la existencia, el otro es Dios. En otras palabras, solo puede ser la materia antes que la mente o la mente antes que la materia.

Pero seamos claros sobre algunas cosas.

Primero, cuando dice "el universo puede y se creará a partir de la nada", la "nada" de la que él está hablando no es la definición estándar de la palabra (es decir, "nada", no-ser). En cambio, se está refiriendo mucho a "algo", en este caso la gravedad, el espacio, un vacío cuántico y un conjunto de leyes en el trabajo denominado M-Theory.

En segundo lugar, esta "cosa" puede ser referenciada muy correctamente como una causa no causada... más o menos lo mismo que Dios. Entonces hubiera sido justo preguntarle en vida a Hawking por qué tener una causa no causada como la suya es tan razonable, mientras que la causa no causada por el cristiano es absurda.

En tercer lugar, también tenemos a un John Lennox pronunciándose en cuanto a esto, inmediatamente cuando Hawking lanzó su libro:
Hawking propone que el origen del universo es explicable por la ley de la gravedad: "Porque hay una ley como la gravedad, el universo puede y se creará a partir de la nada" {4}. Una vez más, esto es contraproducente por varias razones. En primer lugar, las leyes son por definición descriptivas en la forma en que describen la naturaleza y cómo funciona el mundo físico. Sin embargo, son claramente impotentes para llevar algo a la existencia, como señala el profesor John Lennox: "Las leyes en sí mismas no crean nada, son meramente una descripción de lo que sucede bajo ciertas condiciones" {12}. Hawking está asumiendo que algo existía(la gravedad) pero luego se convierte en un argumento circular cuando apela que esta puede y se creará a partir de la nada cuando a priori afirma que ya existía "algo". Así que cuando Hawking dice que "el universo puede y se creará a sí mismo a partir de la nada" no significa nada en el sentido de ninguna cosa que sea la ausencia completa de espacio, tiempo y materia. En cambio, según él, la gravedad ya existe, y debido a que la gravedad existe, el universo puede ser llevado a la existencia. Sin embargo, Hawking no ha dado un solo paso en la dirección de explicar cómo el universo puede surgir de la nada, el cual esto todavía sigue siendo un gran dilema con aproximadamente 10 interpretaciones diferentes indeterminista y deterministas en la mecánica cuántica sobre cómo surgió el primer evento físico.
En su crítica a la posición de Hawking, el periodista científico Tim Radford reconoce esta incoherencia y escribe: "Las leyes de la física cuántica y relativista representan cosas que deben ser admiradas, pero ampliamente aceptadas: al igual que los milagros bíblicos. La teoría M invoca algo diferente: un motor principal, un engendrador, una fuerza creativa que está en todas partes y en ninguna parte. Esta fuerza no puede ser identificada por instrumentos o examinada por predicción matemática comprensible, y sin embargo contiene todas las posibilidades. Incorpora omnipresencia, omnisciencia y omnipotencia, y es un gran misterio. ¿Te recuerda a alguien? " [5]

Hablando de milagros, eso nos lleva al tercer argumento de Hawking contra Dios.

Sin milagros, por favor


El Dios de la Biblia claramente realiza milagros, algo que Hawking cree que no puede ocurrir. En cambio, él cree en el "concepto de determinismo científico", que implica que... no hay milagros, o excepciones a las leyes de la naturaleza ". [6]

Hawking cree que las leyes naturales no pueden ser "violadas" de ninguna manera, y, por lo tanto, el Dios de la Biblia que se informa que realiza milagros no puede existir. Pero ¿por qué debe ser así? ¿Por qué no puede el Dios que creó el universo y todas sus leyes naturales suspenderlos cuando él elige?

Además, Hawking y otros ateos generalmente confunden la supuesta violación de las leyes naturales con la aplicación de esas leyes. Esto es algo que CS Lewis ayuda a explicar y aclarar en su obra clásica sobre los milagros:
"Si pongo seis centavos en un cajón el lunes y seis más el martes, las leyes decretan que, en igualdad de condiciones, encontraré doce centavos allí el miércoles. Pero si el cajón ha sido robado, de hecho, puedo encontrar solo dos. Algo se habrá roto (la cerradura del cajón o las leyes de Inglaterra) pero las leyes de la aritmética no se habrán roto. La nueva situación creada por el ladrón ilustrará las leyes de la aritmética tan bien como la situación original ". [7]

Conclusión


Al final, ¿qué encontramos cuando examinamos los tres argumentos principales de Hawking contra Dios?

Su línea de razonamiento Dios de la brecha es una que ha sido suficientemente respondida y aclarada en numerosas ocasiones. Su redefinición de "nada" de ninguna manera elimina a Dios (y en realidad nos introduce a algo como Dios), sino que solo nos reencuentra con el debate estándar entre dos "algo" eternos: el uni/multiverso y Dios. [8] Por último, su argumento contra los milagros es simplemente opinión, confunde la violación y la aplicación de las leyes naturales, y CS Lewis responde sucintamente: "Pero si admitimos a Dios, ¿debemos admitir el milagro? De hecho, de hecho, no tienes seguridad en contra de eso. Ese es el trato ". [9]

Una vez más, Stephen Hawking tiene un intelecto supremo, demuestra gran valor y fuerza en su vida, y es alguien a quien se debe respetar. Pero cuando se trata de Dios, pierde mucha credibilidad en cuanto sus proposiciones como previamente lo han expuestos muchos científicos.

Fuentes bibliográficas:

La energía NO es eterna como algunos ateos creen

La energía NO es eterna como algunos ateos creen

Me veo en la necesidad de hacer este artículo, porque recientemente he tenido algunos que otros debates con ateos, y suscitan un concepto erróneo de lo que dice la primera Ley de la Termodinámica, entonces apelan a que la energía es eterna en el pasado porque esta no puede ser creada ni destruida.

Es cierto, la energía no puede ser creada ni destruida, pero es sin duda frívolo, llegar a tal conclusión, porque me genera una leve duda, ¿Ignoraran arbitrariamente lo que dice la segunda Ley de la Termodinámica?

Desde luego creo que todos tenemos claro el concepto de la primera, procedamos a la segunda. Según la segunda Ley de la Termodinámica, que también es comúnmente conocida como la Ley de Entropía. Como sabemos, la cantidad de la energía permanece igual según la primera Ley, ahora, la segunda Ley nos habla de que la calidad de la materia/energía se deteriora gradualmente con el tiempo. En otras palabras la energía utilizable inevitablemente se agota, la energía utilizable se convierte en energía inutilizable. En efecto, la energía utilizable se pierde irremediablemente sin más.

La "entropía" se define como una medida de energía inutilizable dentro de un sistema cerrado o aislado (el universo por ejemplo). A medida que la energía utilizable disminuye y la energía inutilizable aumenta, la "entropía" aumenta. La entropía es también un indicador de aleatoriedad o caos dentro de un sistema cerrado. Como la energía utilizable se pierde irremediablemente, en efecto, reina la desorganización.

Las implicaciones de la segunda Ley de la Termodinámica son considerables. El universo está constantemente perdiendo energía utilizable y nunca ganando "energía". Lógicamente concluimos que el universo no es eterno. El universo tuvo un principio finito. "Entropía cero" (su estado más ordenado posible).

Ahora bien, ¿por qué los cosmólogos no consideran que la primera ley sea violada por la teoría estándar del Big Bang? La razón es porque la primera ley de la termodinámica es una ley de la naturaleza, y por lo tanto es una ley física que sólo se aplica dentro de la arena del espacio-tiempo. Pero no se aplica al origen de la arena misma.

La primera ley de la termodinámica no gobierna antes del comienzo del universo o las condiciones causales que traerían al universo a la existencia, o aplicarse fuera de la arena. Sólo se aplica una vez que la arena está en su lugar y existe. Y entonces dentro de esa arena se conservan la energía y la masa. Y es por eso que los cosmólogos que afirman el modelo estándar del Big Bang no se molestan por el hecho de un principio inicial y el origen del universo en el que toda la materia y la energía vienen a ser, y luego se conservan a partir de ese momento.

Algo tan corto, y sencillo de entender como lo son las Leyes de la Termodinámica no se prestan para interpretaciones ambiguas, ni interpolación.


El ateísmo y su correlación con el suicidio

El ateísmo y su correlación con el suicidio

He hablado anteriormente sobre el despropósito intrínseco que existe dentro la filosofía atea, ahora, útilicemos las siguientes estadísticas para complementar que el ateísmo más que ser una negación en la creencia de “dioses” también tiene repercusiones que hacen vulnerable al individuo psicológicamente, hasta un punto de llegar a incurrir al suicidio.

Dentro de la cosmovisión cristiana, una de las enseñanzas que podemos encontrar en la Biblia, es que el suicidio es altamente penado por Dios. Pero ahora una persona que se declara atea, y se considera así mismo su propio “dios”. Que esta persona tome la decisión de suicidarse no significa absolutamente nada. Siguiendo lógicamente lo que vociferan muchos ateos militantes sobre que: “El ateísmo te libera de cadenas”. En efecto, entonces absolutamente nada te impide suicidarte.
Si el ateísmo es cierto, está lejos de ser una buena noticia. Una vez sabiendo que estamos solos en el universo , que nadie oye ni responde a nuestras oraciones, que la humanidad es enteramente el producto de sucesos aleatorios, que no tenemos más dignidad intrínseca que los aglomerados no humanos e incluso no animados de la materia, nos enfrentamos a cierta aniquilación en la muerte, que nuestros sufrimientos son en última instancia inútiles, que nuestras vidas y amores no importan en absoluto en un sentido más amplio, que aquellos que cometen males horrendos y eluden el castigo humano salgan con sus crímenes libres - todo esto (y mucho más) es totalmente trágico. {1}
El ateísmo sin duda alguna, como lo he dicho en reiterada veces, carece de propósito, de sentido, una vez que esta se desliga de todo idealismo metafísico. Los ateos honestos y consistentes a su cosmovisión entendían esto. Sabían que diferencia del ateísmo, esta sólo ofrece la vanidad y la desesperación implacable.

El filósofo Friedrich Nietzsche proclamó la muerte de Dios, pero la llamó una "catástrofe imponente" para la humanidad, que ahora se enfrentaba a la monumental tarea de evitar un descenso al nihilismo. El ensayista Albert Camus también reconoció que cuando anhelaba una respuesta satisfactoria a la pregunta del "¿por qué?" se enfrentaba al "silencio irrazonable del mundo".

Así también lo creen los principales activistas ateos, como Sam Harris, que lo dejó muy en claro en su libro “Free will”, Stephen Hawking en su libro “El gran diseño” Y Dawkins en “El espejismo de Dios”. Estos tres argumentan en sus obras la inexistencia del libre albedrío, puesto que las leyes determinan hasta lo más recóndito del universo, y como absolutamente nada puede violar las leyes físicas, ellos dan por sentado que el libre albedrío no existe.

El ateísmo y el suicidio según estudios


Según un estudio reciente publicado en The American Journal of Psychiatry, la afiliación religiosa se asocia con niveles significativamente más bajos de suicidio en comparación con las personas religiosamente no afiliadas, ateos y agnósticos.

Phil Zuckerman, sociólogo del Colegio de Pitzer, compiló una encuesta país por país, encuestas y números de censos relacionados con el ateísmo, el agnosticismo, la incredulidad en Dios y las personas que afirman no ser religiosas o no tienen preferencia religiosa. Estos datos fueron publicados en el capítulo titulado "Atheism: Contemporary Rates and Patterns" en The Cambridge Companion to Atheism , ed. por Michael Martin, Cambridge University Press: Cambridge, Reino Unido (2005)". Al examinar varios indicadores de la salud social, Zuckerman concluye sobre el suicidio:
En cuanto a las tasas de suicidio, este es el único indicador de la salud social en el que las naciones religiosas son mucho mejores que las naciones seculares. Según el informe de la Organización Mundial de la Salud de 2003 sobre las tasas internacionales de suicidios masculinos (que comparan 100 países), de las diez primeras naciones con los índices de suicidios masculinos más altos, todos menos uno (Sri Lanka) son naciones fuertemente irreligiosas con altos niveles de ateísmo. De las diez naciones inferiores con las tasas de suicidio masculinas más bajas, todas son naciones altamente religiosas con niveles estadísticamente insignificantes de ateísmo orgánico. {2}
Otro dato muy curioso que arroja también la organización:

"Es importante tener en cuenta que el ateísmo y el agnosticismo no tienen prohibición inherente contra el suicidio, por lo que las tasas más altas de suicidio entre los agnósticos y los ateos no deben en modo alguno considerarse un fracaso de estos sistemas de creencias. De hecho, la tolerancia compasiva por el suicidio y la eutanasia son consideradas como las marcas de muchas sociedades seculares."
La lista de países con los niveles más altos de ateísmo, agnosticismo y no creencia en Dios se correlaciona fuertemente con los países que tienen las más liberales políticas y prácticas relacionadas con el derecho a morir, el suicidio asistido y la eutanasia para los lactantes, enfermos terminales, pacientes con dolor crónico, discapacitados y deprimidos. Zuckerman en el (2005) también enumeró los países con los niveles más altos de ateísmo y también donde mayormente se da lugar a este tipo de prácticas, y los países vendrían siendo: Suecia, Vietnam, Dinamarca, Noruega, Japón, República Checa, Finlandia, Francia, Corea del Sur, Estonia, Alemania, Rusia, Hungría, Gran Bretaña y Bélgica (mayor nivel de no creencia, siendo Suecia el más alto). {2} 
Los resultados de dicho estudios fueron:
Los sujetos no religiosos tuvieron significativamente más intentos de suicidio durante la vida y más parientes de primer grado que se suicidaron que los sujetos regliosos. Los sujetos no religiosos eran más jóvenes, menos casados, tenían menos hijos y tenían menos contacto con los miembros de la familia. Además, los sujetos sin afiliación religiosa percibieron menos razones para vivir, particularmente menos objeciones morales al suicidio. En cuanto a las características clínicas, los sujetos no religiosos tenían más impulsividad de la vida, agresión y trastorno por abuso de sustancias pasado. No se encontraron diferencias en el nivel de depresión subjetiva y objetiva, desesperanza o eventos estresantes de la vida. CONCLUSIONES: La afiliación religiosa se asocia con menos conducta suicida en pacientes deprimidos. Después de controlar otros factores, se encontró que mayores objeciones morales al suicidio y menor nivel de agresión en sujetos afiliados religiosamente pueden funcionar como factores protectores contra los intentos de suicidio. Estudiar más sobre la influencia de la afiliación religiosa en el comportamiento agresivo y cómo las objeciones morales pueden reducir la probabilidad de actuar sobre pensamientos suicidas puede ofrecer nuevas estrategias terapéuticas en la prevención del suicidio.{2}
En fin, la proposición que vociferan los ateos militantes sobre la inexistencia de “Dios” está muy lejos de ser una buena noticia, si esta fuera cierta. A decir verdad, el ateo militante proclama su misma autodestrucción.

Fuentes bibliográficas:

{1} http://ajp.psychiatryonline.org/doi/abs/10.1176/appi.ajp.161.12.2303
{2} http://theweek.com/article/index/241108/where-are-the-honest-atheists

5 Razones que debes considerar antes de ser ateo

5 Razones que debes considerar antes de ser ateo

Si estás considerando en ser ateo, aquí te dejaré por lo menos cinco razones a considerar a prori de adoptar dicha postura. Puesto que por internet abundan ateos militantes que desconocen lo que implica ser ateo, más allá de ser una doctrina filosófica que niega la existencia de Dios o cualquier divinidad tiene sus implicaciones, que aparentemente no logran congeniar con sus emociones y sus posturas. 

Y es por eso que muy a menudo intentan vestir su cosmovisión con la esperanza de hacerla parecer atractiva. Por ejemplo, comúnmente suelen etiquetarse a sí mismos como librepensadores, racionalistas, para dar así la impresión de superioridad intelectual, si crees que se trata de alguna broma, puedes visitar el sitio web de Dawkins, y empezar a pagar un círculo de libre pensadores por 99$ mensuales. 

También intentan monopolizar la ciencia y tachar la religión como anticientífica, o que la ciencia es atea, o que la ciencia desaprueba a Dios, y así un sinfín de cosas. Pero, ahora la pregunta es: ¿Es tan atractivo el ateísmo? Así que en este artículo, analizaremos varios puntos.


1. El significado de la vida


¿Quién no quiere que su vida sea significante? Por supuesto, casi todo queremos que nuestra vida signifique algo, tanto así que el ateo inconsistente ha intentado mil y una excusa para dotar el ateísmo de propósito, claro, no todos los ateos, mi completo respeto por aquellos que son consistente con sus posturas. 

Ahora, ¿Existe realmente algún significado para la existencia que sea consistente con el ateísmo? La respuesta es no, puesto que solo existe una realidad física auto existente, al momento de morir la maquinaria biológica simplemente fallece, nuestra energía se reciclará en otras partículas o formas de energía, y eso es todo. 

Para ilustrar un poco el artículo, compartiré un pequeño extracto que compete al asunto, y son estos tres cuestionamientos.

¿Quién soy? Soy producto de fuerzas aleatorias que operan sin sentido sobre la materia auto existente. En realidad, no soy ni muy diferente ni más valioso que una piedra, un insecto, un árbol o cualquier otro objeto existente en el universo.
¿Por qué estoy aquí? Puesto que el universo es el resultado de un accidente cósmico, sin ningún propósito definido, y como yo soy resultado de ese evento sin sentido, tampoco tengo un propósito definido. El propósito que yo le doy a mi vida es solo una ilusión subjetiva y es tan válido como cualquier otro.
¿Hacia dónde voy? El destino implica una dirección determinada y, debido a que la idea de propósito es una ilusión en un universo accidental que no tiene sentido, por lo tanto yo no tengo un destino definido. Yo, como el universo mismo, estoy condenado al olvido.

Entonces ¿Qué propósito último le podemos dar la vida? ¿Es posible que el ateo pueda crear una ilusión subjetiva para darle propósito alguno a la vida? Muchos ateos intentan crear un sentido subjetivo, pero solo demuestran que no hay un significado último en sus vidas, puesto que se cae un relativismo existencial. Sin embargo el ateo puede crear esta ilusión, ser inconsistente con su ateísmo, engañarse a sí mismo, es una decisión que se respeta, el problema está cuando no se conforman con ello y militantemente salen a atacar a las religiones, o bueno, al cristianismo.

En efecto, si el ateísmo hipotéticamente es cierto, la humanidad es una raza condenada dentro de un universo agonizante. Sólo sería cuestión de tiempo para dejar de existir, y todo lo que hemos descubierto, y todos los logros notables, avances tendrá el mismo destino, no habrá valido la pena. Dentro del ateísmo aunque somos criaturas más complejas, en realidad no somos superiores a los mosquitos, ni a cualquier otro animal. Somos después de todo, productos accidentales por un proceso cósmico indiferente. ¿Cuánto significado podríamos atribuirle una vez sabiendo esto?
En un universo de fuerzas físicas ciegas y replicación genética, algunas personas se van a lastimar, otras personas van a tener suerte, y no encontrarás ni rima ni razón ni justicia. El universo que observamos tiene precisamente las propiedades que debemos esperar si no hay, en el fondo, ningún diseño, ningún propósito, ningún mal y ningún bien, nada más que una indiferencia ciega y despiadada”. -Richard Dawkins (Río de Edén, pág. 131-32)

2. El propósito de la vida


En el ateísmo no hay meta ni propósito para el universo, y muchos menos para nosotros. Hipotéticamente si el ateísmo fuera cierto, tampoco nos hubiéramos dado cuenta de que somos un accidente cósmico, tal cual como lo asimila Dawkins en su libro, toda conciencia desarrollada seria en pro de la supervivencia del más apto, y todo acto altruista solo sería en beneficio a miembros de la manada o miembros del grupo.
En la raíz, sólo hay corrupción, y la inestable marea del caos. Se acabó el propósito; todo lo que queda es dirección. Esta es la desolación que tenemos que aceptar mientras nos fijamos profundamente y desapasionadamente en el corazón del Universo. " -Peter Atkins (citado por Richard Dawkins en Unweaving the Rainbow, pág. Ix)

3. Valores morales


He perdido en realidad la cantidad de argumentos y ejemplos sobre una moral objetiva y una moral subjetiva. Pero no puede faltar este punto.

Tenemos el ejemplo de Hitler, Stalin, Mao, y de todos los dictadores genocidas en la historia, que asesinaron no a miles, sino a millones de personas, ergo, si le preguntas a cualquier persona sobre qué opina sobre esto, rápidamente afirmara que está mal, es incorrecto, son unos enfermos, en fin. 

Entonces ¿Puede el ateo enjuiciar a estos líderes si estuvieran vivos actualmente?  ¿Cuáles serían sus fundamentos? Puesto que solo están actuando conforme su naturaleza dicta. Y no valdría como excusa imponer su pensamiento subjetivo, dado que su pensamiento subjetivo sería tan válido como el de cualquier persona. Esta demás decir que nadie se dejaría someter por los pensamientos subjetivos de alguien más.

Entonces el ateo no podría oponerse con algunas cosas que son realmente en oposición al bien. Dado que no existe algo como el mal, ni el bien en el ateísmo, todo lo que sucede es resultado de azar, tiempo y lugar.

No quiere decir que todos los ateos sean malos, sólo que después de todo el “mal” simplemente no está sustentado dentro de su cosmovisión.
"De hecho, el ateísmo absoluto sigue siendo una confesión minoritaria, y el mundo occidental moderno ha sido testigo de la proliferación de" espiritualidades "alternativas de varios tipos", y una de las principales razones de esto es que "muchos, al parecer, están insatisfechos con el ateísmo como el 'verdad final' de la condición humana " -Gavin Hyman ("El ateísmo en la historia moderna" en The Cambridge Companion to Atheism, 2007. p.33)

4. No existe algo como el libre albedrío


En el ateísmo solo existen partículas y fuerzas físicas, pero si es cierto, entonces los seres humanos no tienen albedrio ni mucho menos la capacidad de razonar, puesto que nuestras acciones están completamente determinadas por las leyes física. Entonces, ¿Por qué deberíamos confiar en nuestro razonamiento? 
"Todo lo que tiene o va a pasar fue determinado en el big bang - y dado que nuestros cerebros son parte del universo físico, el libre albedrío no existe". -Graham Lawton ( El Enigma del Libre Albedrío no Resuelve, 2011)

5. Imposibilidad practica


Han sido muy pocos los filósofos que han sido consistente con su cosmovisión, en aceptar tal cual el sinsentido de su existencia. Pero hoy en día es abrumante la cantidad de ateos militantes que hacen juicios morales, y lo más irónico para acusar a Dios como malo, o por qué permite el mal, y una lista larga. Allí empiezas a ver la imposibilidad practica filosófica, puesto que no todos terminan por aceptar el naturalismo científico, aunque si la utilicen para rechazar la existencia de Dios. Sin embargo, no es imposible llevar la práctica, pero no todos pueden llevar la carga emocional que esta conlleva.

El ateísmo demuestra ser una filosofía radical pero sus adeptos son inconsistente con ella. ¿Entonces por qué adoptar una filosofía con la cual no puedas llevar la práctica? ¿Por moda? ¿Llamar la atención? 

Considere alternativas.


Una vez sabiendo esto, ¿Por qué no considerar el cristianismo? Según la cosmovisión cristiana, Dios existe, y ofrece toda una serie de argumentos que avalan su existencia. La vida no solo termina en la tumba. Promete la resurrección, vida eterna y la comunión con Dios. El cristianismo, por tanto proporciona las dos condiciones más importantes y necesarias para una vida significativa. Dios y una vida después de la muerte.

Si no, simplemente considere otras alternativas, pero no caiga en el mismo juego en el que suelen caer la gran mayoría de los ateos.


El ateo no es tan libre pensador como cree

El ateo no es tan libre pensador como cree

El "ateo" promedio de internet parece desconocer o simplemente rechazarlo porque es un tanto complicado aceptar la carga que esta conlleva, que implicaría la muerte de principios supremos, increados, irreductibles, como la moral, la ética, el libre albedrío, amor, metas, responsabilidad, etc.. Desde una cosmovisión naturalista, como dijo el honesto filosofo ateo Richard Taylor "El concepto de obligación moral es ininteligible aparte de la idea de Dios. Las palabras permanecen pero su significado se ha ido ".{2}

¿Entonces, es el ateo realmente libre pensador?

Académicos ateos como Dawkins, Móldanos, Dennett, Hawking, Sam Harris, aceptan y han demostrado la inexistencia del libre albedrío en distintas disciplinas como la psicología, neurociencia.

Aunque creemos que podemos elegir lo que hacemos, nuestra comprensión de las bases moleculares de la biología muestra que los procesos biológicos se rigen por las leyes de la física y la química, y por lo tanto están tan determinados como las órbitas de los planetas. Experimentos recientes en neurociencia apoyan el enfoque de que es nuestro cerebro físico, siguiendo las leyes conocidas de la ciencia, lo que determina nuestras acciones, y no un organismo que existe fuera de esas leyes. Por ejemplo, en un estudio de pacientes sometidos a cirugía del cerebro despierto se descubrió que a través de la estimulación eléctrica de las regiones apropiadas del cerebro, se podría crear en el paciente el deseo de mover los brazos, las manos o los pies, o mover los labios y hablar. Es difícil imaginar cómo el libre albedrío puede operar si nuestra conducta está determinada por leyes físicas, por lo que parece que no somos más que máquinas biológicas y que el libre albedrío es sólo una ilusión. Si bien reconocemos que el comportamiento humano está en efecto determinado por las leyes de la naturaleza, también parece razonable concluir que el resultado está determinado de una manera tan complicada y con tantas variables, que se hace imposible de predecir en la práctica. Para ello sería necesario un conocimiento del estado inicial de cada una de las miles de trillones de trillones de moléculas en el cuerpo humano y resolver un número similar de ecuaciones. Eso tomaría algunos billones de años, lo que sería un poco tarde para esquivar a la persona enfrentada cuando nos dirigió un golpe." 1

El enfoque de Hawking, es sin más, no cree en la existencia de algo como el libre albedrio, sino que solo es una serie de procesos biológicos determinadas por las leyes de la física y química, así como lo están las órbitas de los planetas, y que incluso experimentos recientes en neurociencia apoyan el enfoque de que nuestro cerebro es meramente físico. Y finalmente termina por decir, que no es un organismo que existe fuera de las leyes quien determina nuestras acciones, sino las leyes conocidas en la ciencia.

Hipotéticamente, sólo si el ateísmo estuviera en lo cierto, no existiría algo como el libre albedrío y cada corriente filosófica tanto religiosa sería producto de procesos neuro-químicos. En realidad, no seriamos ni muy diferente ni más valioso que una piedra, un insecto, un árbol o cualquier otro objeto existente en el universo.

Sin embargo, aunque exista un consenso científico en cuanto a la inexistencia del libre albedrio, se sigue sin comprobar la inexistencia de por lo menos la existencia de un diseñador inteligente. Aunque dudo mucho que puedan ofrecer algo semejante, la ciencia ya de por si, como he mencionado otras veces, solo está confinado al mundo natural, en efecto, no le correspondería a esta disciplina llevar con esta carga de evidencia, puesto que teológicamente este ente precede el mundo físico.

En fin, lo más irónico de todo, es la constante apologética que hace el ateo promedio que nos podemos encontrar por internet, en defender la existencia de estos principios supremos, irreductibles, dentro de la cosmovisión atea, pero tal parece que ignoran, el consenso científico ateo a su conveniencia concerniente a estos principios, aunque puedo entender por una parte, no debe ser fácil para el ateo, que todo lo que ha creído es una mera ilusión, y que solo existe una realidad física auto existente.

En efecto, toda entidad abstracta como estos principios que han sublevado al ser humano a ser lo que es hoy, no existieron nunca, solo fueron una ilusión, y no existirían motivos para seguir sujetándonos a estos principios, sino más bien, aceptar hipotéticamente lo tan iguales que somos a cualquier otro animal.

Fuentes bibliográficas:

{1} El gran diseño - Stephen Hawking. p. 13
{2} Richard Taylor, Ethics, Faith, and Reason (Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall, 1985), 90, 84.

9 Razones por la que no soy ateo

9 Razones por la que no soy ateo

¡Hola! Deseo de todo corazón que su fe sea fortalecida y su vida bendecida. Tenemos buenas razones para defender ante cualquier escenario la veracidad del cristianismo y exponer las muchas inconsistencias del ateísmo.

Sin más preámbulos, estas son las cinco razones (de muchas más) que te harán saber que es completamente racional ser creyente y que el ateísmo tiene bastantes problemas para demostrar su veracidad:

1.- No soy ateo porque nada puede salir de la nada.


Dado que la ciencia contemporánea reconoce que el universo comenzó a existir (como bien dice nuestro querido hermano Antonio Cruz), nos resulta necesario elegir entre una de dos opciones: o todo salió de la nada o todo salió de algo. ¿Cuál opción parece más probable? ¡La segunda, por supuesto! ¿Cómo puede algo salir de la nada? Nada viene de la nada. Tristemente algunos ateos actuales tales como el astrofísico Stephen Hawking y el físico Lawrence Krauss están intentando redefinir el vocablo ‘nada’ para que signifique ‘algo’. Así vemos que hasta los mismos ateos reconocen lo absurda que es su cosmovisión.

2.- No soy ateo porque no es posible que la armonía, orden y perfección del universo pudieran existir sin una mente inteligente que los diseñara.


A nivel cosmológico, ¿cómo es que las constantes y las leyes de la naturaleza están tan finamente ajustadas para que haya vida en este planeta? A nivel antropológico, ¿cómo explicar la existencia de órganos tan complejos como el ojo, el cerebro o el corazón? ¿Y como si esto fuera poco, qué diremos del ADN? Con razón confesó Isaac Newton (1643-1727), “A falta de otra prueba, el dedo pulgar por sí solo me convencería de la existencia de Dios”. Tantas señales de diseño implican la existencia de un Diseñador.

3.- No soy ateo porque tengo una conciencia moral. Puedo distinguir el bien del mal.


Al decir que creo en el bien y el mal, no estoy negando que los ateos puedan ser ‘buenas personas’ y tipos geniales. Pero lo que sí estoy afirmando es que el ateo no tiene ninguna razón lógica para creer que algo sea inherentemente bueno o malo. Cómo observó el autor ruso Dostoievski: “Si Dios está muerto, todo está permitido”.

Puesto que Dios no existe, el ateo se ve obligado a conformarse a los estándares éticos que le rodean en su contexto socio-biológico. El problema con este tipo de moralidad surge cuando vives en una sociedad como el Tercer Reich de Hitler que exige que mates a todos los judíos que encuentres por el camino.

En tal circunstancia, uno se ve obligado a seguir las demandas éticas de tal Estado ya que no existe una autoridad moral más alta a la cual apelar. Sólo el creyente- con su robusta fe en Dios- puede decir ‘¡Nein!’ a los nazis y vivir según la ética del Espíritu. Por supuesto, el ateo también puede negarse apelando a su "buena conciencia" y esto Pablo lo señala como "ley escrita en sus corazones". Es ese criterio moral intrínseco uno de las evidencias de nuestra "imágen y semejanza con Dios".

4.- No soy ateo porque toda tribu y lengua sobre la faz de la tierra tiene una conciencia religiosa y la idea de un algo (o un alguien) transcendental.


Desde tiempos prehistóricos, el tema de Dios (los dioses) ha fascinado al ser humano. Es como si su naturaleza tendiese hacia la adoración religiosa. Paradójicamente, pues, los escritos de los nuevos ateos están demostrando que el hombre no es capaz de dejar de pensar en Dios. Me acuerdo de una frase: “Me aburren estos ateos. Siempre están hablando de Dios”. El siglo XXI no puede erradicar la idea de Dios. ¿Por qué son las cosas así si somos fruto de la pura buena suerte? Algo aquí no cuadra. ¿No será que fuimos hechos por Dios para Dios? Juan Calvino se refería a esta conducta como el 'Sensus Divinatis'.

5.- No soy ateo porque de todo corazón creo que mi vida tiene un propósito y significado.


El ateo más famoso de la segunda parte del siglo XX- el filósofo inglés Anthony Flew (1923-2010)- renunció su ateísmo en el 2004 citando varias razones académicas. Una cosa que no podía entender como ateo fue la existencia de entidades orientadas hacia fines, a saber, seres con propósito. Escribió en su obra Dios existe (2007), “La única explicación satisfactoria del origen de esta vida “orientada hacia propósitos” […] que vemos en la Tierra es una Mente infinitamente inteligente”.

El azar no posee ningún propósito ni significado. Por consiguiente, no puede producir seres con propósito. ¡Pero aquí estamos viviendo de acuerdo a propósitos y fines! El azar no nos podrá haber diseñado así.

6.- No soy ateo porque, aunque soy imperfecto, tengo la idea de un ser insuperablemente perfecto dentro de mí. Tal concepto sublime no puede provenir de mi mente finita.


Esta es la idea de Descartes (1596-1650). ¿De dónde surge esta idea de perfección en mí? ¿Por qué sé que no soy perfecto? En este punto, Descartes dependía de la filosofía de Anselmo (1033-1109), la cual definió a Dios como supremamente perfecto.

Si algo es perfecto, necesariamente tiene que existir; porque si no existiera, no sería perfecto. Por lo tanto, Dios existe. Tomás de Aquino (1224-1274) también habló a favor de la existencia de Dios a partir del concepto de la perfección razonando que los diferentes grados de perfección que experimentamos en este mundo dan testimonio de una Perfección absoluta (a saber, Dios). Son argumentos que el filósofo americano Alvin Plantinga ha avivado a lo largo de los últimos décadas para demostrar la existencia de Dios como "Argumento Ontológico Modal para la Existencia de Dios".

7.- No soy ateo porque los frutos del ateísmopráctico son -en su mayoría- feos, malvados y claramente pervertidos. Y mucho del ateísmointelectual no es más que un ejercicio de insolubles contradicciones.


Ya ha quedado claro que el ateísmo deja muchas preguntas complejas sin contestar. Pero más allá del debate académico y teórico, hay que reconocer que el fruto del ateísmo está totalmente podrido a nivel práctico. Es imposible hacer clic en una página web o en una cuenta de Facebook abiertamente atea sin encontrarte con groserías, imágenes repulsivas y comentarios feos. En el segundo siglo, Justino Mártir argumentó a favor de la existencia de Dios gracias a las vidas cambiadas y transformadas de los creyentes que había conocido.

Y creo que podríamos emplear el mismo argumento hoy día en contra del ateísmo. De forma irónica, las vidas, acciones e insultos de la banda atea son tal vez el mejor anuncio para la fe en Dios. ¿Quién tendría ganas de vivir como ellos? ¡Yo no! El odio que percibo en muchos de ellos es el mismo odio que llevó a los ateos Mao (China), a Pol Pot (Camboya) y a Stalin (Unión Soviética) a asesinar a millones de creyentes en el nombre del ateísmo el siglo pasado. Me quedo con el amor. Me quedo con la esperanza. Me quedo con mi Cristo. El ateísmo no me interesa para nada.

8.- No soy ateo porque no existe una sola prueba demuestre que Dios no existe.


9.- No soy ateo porque el Espíritu Santo mora en mi interior. Sé que Dios está vivo. Acabo de hablar con Él hace sólo cinco minutos.

Aclaro que el argumento, no es mío como tal, pero junto con un amigo lo hemos tomado prestado, y corregido un par de cosas, que consideramos que estaban desactualizado, del resto lo he encontrado bastante bien como para no publicarlo.

Fuente: http://protestantedigital.com

La hipocresía del ateo


¡Hola! Muchos ateos de la nueva generación pregonan su postura con tal rigidez pero todo parece estar bien hasta que encuentras que lo que "dicen" no es lo mismo que "viven" a diario.
Usted al igual que muchos cristianos, viven en un mundo de pantalla partida. Sospechoso que usted es darwiniano en su ciencia y anti darwiniano en su moral. Reverencia a la ciencia y la razón. Usted es una racionalista en el trabajo y un romántico en su vida personal. - Dinesh D Souza
No tengo problema en que usted a pesar de que se desligue de "Dios" todavía quiera vivir como lo hace un creyente, como por ejemplo a la hora de creer en la existencia del "amor" el cual sabemos que esta virtud solo tiene lugar o "sentido" en la creencia de un Dios personal, semejante al Dios bíblico para ser más específico. Bien sabemos que desde una postura ateísta toda definición esta proclive al naturalismo, en efecto, es por esto que el concepto de "amor" dentro de la ciencia solo son procesos bioquímicos que activa el lado primitivo del cerebro, así que aparentemente desde esta postura no existe algo como el "amor", simplemente es un instinto primitivo de reproducción para la perpetuación de la especie.

En fin, no vine a reprochar el coqueteo que tienen muchos ateos con implicaciones incongruentes a su postura, sino el hecho de que la gran mayoría quieran imponer su postura aun cuando ni si quiera ellos pueden llevar con la carga emocional e intelectual que esto conlleva.

Sócrates critico algo semejante al escepticismo y el relativismo moral de sus contemporáneos: Una filosofía que no se puede vivir no es válida. (Si la sabiduría humana es una virtud que perfecciona a la razón, hace falta que la perfeccione como razón especulativa y práctica. 1

En otras palabras, desde siempre ha sido considerado ilegitimo imponer cualquier tipo de doctrina cuando el autor no puede conllevar la teoría y praxis.

Fuentes bibliográficas:

{1} Curso de filosofía elemental p.99.